Legislatura: se formalizó el divorcio Solá-De Narváez

Cuatro diputados y un senador que responden al ex gobernador no integrarán la bancada de Unión Pro
Cuatro diputados bonaerenses que responden al mando político del ex gobernador Felipe Solá y que iban a integrar a partir del 10 de diciembre el bloque de Unión Pro Peronista junto a los legisladores ligados a Francisco de Narváez y Mauricio Macri comunicaron ayer a las autoridades de la Cámara que a partir de esa fecha integrarán una bancada independiente.

Se trata de los diputados Ismael Passaglia, Mario Cura, Marcelo Di Pascuale y Juan Carlos Piriz, que conformarán el bloque Peronismo Federal, presidido por éste último, respondiendo directivas de Solá en este sentido.

La decisión, que ayer se hizo oficial, es el coletazo final de la pelea pública que iniciaron la semana pasada Solá y de Narváez por las conducciones de los bloques legislativos en la Provincia y que tuvo como disparador un desentendimiento en torno a la elección del presidente del bloque de diputados de ese espacio.

En una jugada que luego generó reproches desde el felipismo, el sector denarvaísta anunció la semana pasada que el titular del bloque de Unión Pro Peronista en Diputados sería Ramiro Gutiérrez, un legislador fuertemente ligado al "Colorado".

Horas más tarde, los hombres de Solá dijeron no haber dado visto bueno a ese nombre y acusaron al De Narváez de estas rompiendo un acuerdo previo para colocar en ese espacio al felipista Di Pascuale, como parte de una negociación que contemplaba otorgarle a Alfredo Meckievi la presidencia de la bancada en el Senado.

El martes pasado, desde el felipismo habían lanzado una suerte de "ultimátum" a de Narváez para que "revea" esa decisión, una amenaza que parece no haber amedrentado al diputado nacional.

La ruptura, finalmente, se hizo oficial ayer en medio del silencio de los legisladores de una y otro espacio, que prefirieron no hacer declaraciones.

REPERCUSIONES

Sí hubo otras repercusiones de la ruptura que ayer comenzaron a verificarse en el recinto de la Cámara baja. Es que el actual bloque felipista decidió sacarle la presidencia de la banca al duhaldista Osvaldo Mércuri y designar en su lugar a Mario Giacobbe, que ocupará la titularidad hasta el próximo diez de diciembre.

La movida no es otra cosa que una suerte de represalia por la actitud de Mércuri de permanecer en las filas del armado de de Narváez y no pegar el salto al felipismo. De ese modo, su esposa, María Elena Torresi, que asumirá su banca en Diputados el diez de diciembre próximo, permanecerá en el bloque de Unión Pro, que será presidido por Gutiérrez.

Una actitud similar adoptará otro de los duhaldistas puros que integrarán la Cámara de Diputados, el yerno del ex presidente, Gustavo Ferri, quien permanecerá en las filas del denarvaísmo.

SENADO

La ruptura del bloque del peronismo disidente en Diputados tendrá un correlato en el Senado, donde el felipismo contará con un bloque que, hasta el momento, contaría con un solo integrante, aunque los más optimistas de ese sector esperan poder sumar tres legisladores más.

La representación del Peronismo Federal en el Senado estará en manos de María Esther Barrionuevo, hermana del dirigente de la rama gastronómica Luis Barrionuevo. Con todo, a ese espacio podrían sumarse otros senadores cuya situación aún no está definida como Jorge Salemme y Ricardo Zamperetti.

Comentá la nota