La Legislatura aprobó un proyecto que controla a los administradores de edificios en la Capital Federal

La Legislatura porteña aprobó por unanimidad la Ley de Consorcios, que otorga más poder a los consorcistas y establece mayores controles para los administradores, los que no podrán negociar acuerdos salariales y durarán un año en su mandato

La Legislatura porteña aprobó una ley que otorga a los habitantes de edificios herramientas de control sobre los administradores de consorcios, que ahora "no podrán negociar acuerdos salariales" sin autorización y durarán un año en su cargo.

El proyecto modifica la ley 941 que creó el Registro Público de Administradores de Propiedad Horizontal de la Ciudad. Por ende, ahora, los administradores serán controlados en todos aquellos aspectos que tenían "consecuencias económicas para los consorcistas", con el objetivo de "no encarecer las expensas".

La norma, que ahora deberá ser promulgada por el jefe de Gobierno Mauricio Macri, fue iniciativa de los diputados Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) y Roberto Destéfano (PRO) y tenía despachos de mayoría y minoría de la Comisión de Legislación General y del Trabajo, los que fueron consensuados.

La iniciativa, además, obliga a los administradores a inscribirse en el Registro Público, establece un mandato de un año renovable con el voto de los habitantes del edificio y un régimen de infracciones y de sanciones.

La nueva ley, aprobada por unanimidad de los presentes 39 legisladores presentes, establece que los administradores tendrán un mandato de un año, renovable por igual período por la asamblea ordinaria o extraordinaria por mayoría simple de los presentes.

En relación a los honorarios, la norma establece que serán "acordados por el administrador y la asamblea de propietarios", sin ninguna otra entidad de por medio. Los fondos del Consorcio, a partir de ahora, podrán ser depositados en una cuenta bancaria a nombre de los habitantes.

Respecto de las liquidaciones de expensas, a partir de la sanción de esta ley, deberán contener detalladamente los datos del administrador, el consorcio, del personal del consorcio, detalle de los pagos por suministros, servicios y abonos a contratistas y pagos por seguros.

Entre los principales requisitos para ser administrador figuran un informe del Registro de Juicios Universales y un certificado de aprobación de un curso de capacitación. Además el administrador deberá presentar ante el consorcio el certificado de acreditación de su condición de inscripto y una copia de la ley anualmente.

"Entendemos que lo que se encuentra en juego la calidad de vida de más de 2 millones de copropietarios y esta ley producirá un cambio trascendente a favor de los habitantes de la ciudad", dijo Abrevaya al defender el proyecto.

El titular del Bloque de la Coalición Cívica señaló que "la regulación de la actividad de los administradores es tanto más importante cuánto más frágil es la posición de los consorcistas a los que era necesario dotar de más herramientas e información para el control directo de los consorcios".

Comentá la nota