Legislatura aprobó el Presupuesto provincial 2009

La Legislatura aprobó esta mañana por mayoría, luego de un extenso debate, el Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Provincial para el ejercicio fiscal 2009, que asciende a 4.003.999.317 pesos. La sesión se extendió 12 horas, ya que concluyó pocos minutos antes de las 6. El informe completo desde la Legislatura

La serie de fundamentaciones fue abierta por el legislador Carlos Sánchez (Alianza), quien durante poco más de una hora expuso acerca de la metodología utilizada para el cálculo de recursos, distribuciones de ingresos por su origen, transferencias, erogaciones y un análisis artículo por artículo del expediente enviado por el Poder Ejecutivo.

Al evaluar en detalle la propuesta oficial, Sánchez dijo que “este es un presupuesto equilibrado, como los anteriores, ligeramente superavitario, proactivo, prudente, cumplible, prolijo y muy detallado”.

Enfatizó que “estamos, cada año, dándole a la oposición, desde nuestro Ministerio de Hacienda, el mejor presupuesto, con un enorme nivel, como pocos, de detalle de cada uno de los gastos, el mayor que nos es posible, todo el que queremos”.

El miembro informante del bloque del oficialismo resaltó, además, que el presupuesto de la provincia de Río Negro está elaborado en absoluta consonancia con las proyecciones macro económicas nacionales; estamos sujetándonos a lo que prevé nuestro gobierno provincial y el nacional en cuanto a precios, tipo de cambios, variación del producto bruto interno, si hay más recursos, porque crece más el país y Río Negro”.

Pedro Pesatti (PJ)

El legislador Pedro Pesatti advirtió que el bloque del PJ observó que el actual Presupuesto “no es equilibrado” y planteó que se “abren numerosos interrogantes sobre la forma que esta administración está manejando los dineros públicos”. Asimismo anticipó el voto negativo del justicialismo.

Pesatti señaló que su fracción política considera que el presupuesto rionegrino está sujeto “a diversos condicionamientos como los que impone la economía y la política mundial, los que provienen del marco nacional y los que tienen que ver con las decisiones que tomamos los rionegrinos a través de nuestro gobierno”.

Asimismo indicó que “durante el cuarto de siglo que lleva el oficialismo en el poder, se produjeron heridas y cicatrices que condicionan el porvenir de la provincia”. Criticó que en los fundamentos de la iniciativa oficial se alude a la crisis económica internacional que determina “una configuración extremadamente conservadora (del presupuesto), pero no advertimos –dijo– una sola línea de autocrítica sobre la situación económica financiera de la Provincia”.

Facundo López (Encuentro–Frente Grande)

A su turno, el legislador Facundo López centró su discurso y críticas en “la recurrente necesidad del gobierno provincial de tener que valerse de nuevos préstamos y a la asistencia financiera”.

“Esto es así porque su capacidad de repago real de la deuda es casi nula ya que su superávit es de muy pequeño monto”, aseguró.

Indicó luego que “la Provincia tiene hoy viejas asignaturas pendientes que ninguno de los últimos gobiernos ha logrado cumplir, reiterándose, año tras año, los mismos problemas y las mismas carencias que terminan padeciendo los sectores más vulnerables de la sociedad”.

Sin embargo, como una manera de “no entorpecer al gobierno que requiere para su tarea de esta herramienta legal”, dejó asentado su voto favorable en general y negativo en particular.

Fabián Gatti (Frente Democrático)

En su análisis del presupuesto, Fabián Gatti dijo que “este proyecto debería ser la herramienta para enfrentar la crisis, aligerar las consecuencias y lograr sostener en el tiempo los avances conseguidos por los distintos sectores productivos de esta provincia” y señaló que “en general, no veo un gran esfuerzo tendiente a acompañar la pujanza privada”.

La evaluación que efectuó Gatti se centró en la participación de cada una de las partidas con respecto al total y, por otra parte, de qué manera se incrementó a través del tiempo cada una de las partidas, a valores constantes.

Refirió que “todos los años anteriores focalizamos gran parte de nuestra crítica a los presupuestos laborados por el Poder Ejecutivo, no solo en los destinos dados a los fondos, sino en la escasa inversión en obra pública con recursos propios”.

Después de detallar el incremento presupuestario, los recursos y aspectos de los temas de tierra y vivienda, Gatti anticipó el acompañamiento en general al proyecto por parte de su bloque.

Magdalena Odarda (ARI)

La legisladora Magdalena Odarda inició su discurso afirmando que “el Gobierno provincial ha claudicado en su reclamo legítimo en cuanto a ceder los recursos tributarios que le corresponden por aplicación de la Constitución”.

Las provincias argentinas están de rodillas frente a una relación quasi clientelar donde no tienen los recursos que le corresponden por derecho, sino que obtienen lo que en forma discrecional o arbitraria el Gobierno nacional decide según la afinidad política, o no, de los gobernadores provinciales”.

Criticó la continuidad de la ley de emergencia “que se ha venido prorrogando a través de decretos del Poder Ejecutivo y que constituye el marco legal propicio” para los ajustes que afectan a los trabajadores estatales.

En tal sentido afirmó que es necesario “garantizar el mecanismo de paritarias para todos los estatales, ya que es el único ámbito para discutir no sólo los reclamos salariales, sino las condiciones de trabajo del empleado público”.

En otro de sus párrafos bregó por “establecer, de una vez y para siempre, el 82% móvil en la jubilación de todos los trabajadores estatales y privados”.

Al concluir su exposición, Odarda manifestó su apoyo en general al Presupuesto, pero su rechazo a los artículos referidos a gastos, recursos y delegación de facultades.

Mario De Rege (Bloque Radical Edgardo Castello)

El legislador Mario De Rege expresó que “es necesario tener en cuenta el momento que vive la economía mundial y nacional y la aparición de algunas dificultades de financiamiento del Estado nacional, derivado de la merma de los ingresos de exportaciones las agropecuarias, principalmente”.

Luego manifestó que es “cada vez más preocupante la situación de desfinanciamiento de las provincias, porque está previsto que reciban entre un 25 y 26 por ciento de la masa de ingresos fiscales nacionales”, que implicará dificultades.

Finalmente De Rege destacó que “es un presupuesto equilibrado, que atiende la deuda pública y plantea un horizonte de previsibilidad”, por lo cual anticipó su voto favorable.

Manuel Vázquez (Sur)

El legislador Manuel Vázquez dijo que “el Presupuesto es austero, está preparado para mantener las diferentes estructuras de los ministerios, pero con carencias para cubrir las necesidades y requerimientos básicos que reclama la sociedad que seguramente se prestarán, pero de manera deficiente”.

“La crisis ya se hace sentir en las distintas economías, con la disminución de las ventas y el consumo. La zona andina, vinculada al turismo, se ve afectada por las devaluaciones del Real en Brasil y del Peso en Chile, y muchas empresas están prescindiendo o no tomando personal”, aseguró luego.

Aseveró que de continuar esta situación “las regiones necesitarán asistencia y ayuda económica y es allí en donde observamos que este Presupuesto no tiene previsto ninguna partida para contrarrestar los efectos de esta crisis”.

Al concluir su exposición, Vázquez dejó asentado su rechazo al proyecto, tanto en general como en particular.

Carlos Gustavo Peralta (Partido Justicialista)

En la anteúltima intervención, el presidente del bloque del PJ, Carlos Peralta, anticipó el voto en contra al proyecto oficial y desestimó expresiones del oficialismo acerca de “un presupuesto prudente, responsable, superavitario, maravilloso”.

Más tarde Peralta explicó que Río Negro está ubicada en el séptimo lugar de las provincias que tienen mayor cantidad de empleados públicos por habitantes y detalló que “la media nacional es de 37 empleados públicos cada 1.000 habitantes y en Río Negro la relación es el doble, entre 60 y 62 públicos cada 1.000 habitantes”.

Luego, el titular del bloque del PJ habló que no hay dinero para pagar el aguinaldo, marcó problemas en diversas áreas del Estado provincial, como también déficit habitacional y dificultades en salud pública, específicamente la situación del hospital de San Carlos de Bariloche. Al final, anticipó el voto en contra en general y en particular del expediente oficial.

Adriana Gutiérrez (Alianza Concertación)

Al cerrar el debate, la legisladora Adriana Gutiérrez se refirió a las críticas señaladas por los legisladores de la oposición a la Ley de Presupuesto señalando que “es nuestra intención mejorarlo en el transcurso del año y que somos (los legisladores oficialistas) los más preocupados por incrementarle el salario a los empleados públicos”.

Aludiendo a la referencia realizada por el PJ en virtud del aumento de la planta de personal de la administración provincial, detalló en qué áreas de servicio se produjeron dichas incorporaciones y manifestó que se trata de empleos justificados y “de empleados que están trabajando”.

En vinculación con la dificultad de poder incluir en el Presupuesto la pauta salarial para el sector público, aseguró que “no es la única provincia que no lo pudo hacer”, citando por ejemplo a la de Buenos Aires, y expresó que “nos encantaría incrementar la inversión, pero no podemos ser irresponsables porque no hay recursos por el momento”.

Cerró sus palabras expresando que “debemos aportar una mirada optimista aún pese a que el contexto mundial es complicado” y agradeció el acompañamiento de la mayoría de los bloques que acompañaron favorablemente el proyecto, lo que consideró como “un verdadero acto de reconocimiento a la gestión de este gobierno provincial”.

Comentá la nota