Legislatura aprobó modificar el Inmobiliario Rural al incorporar el índice de productividad

El oficialismo dijo que es un tributo más equitativo. Para la oposición es un “nuevo impuesto” al campo.

La Legislatura de la Provincia aprobó ayer modificaciones a la forma de percibir el Impuesto Inmobiliario Rural, que a partir de 2009 dejará de gravar la renta a la tierra para pasar a tributar por la productividad de los campos, un concepto que el gobierno calificó como “más equitativo”, mientras que la oposición lo consideró “un nuevo impuesto”.

La fórmula que se aplicará para determinar el futuro valor de los campos es un “mix” compuesto en un 48% del Impuesto Básico Rural, sumada la Tasa Vial y el Fondo de Infraestructura; y el 52% restante estará formado por el denominado Fondo de Desarrollo Agropecuario que introduce el indice de productividad.

La idea del gobierno es ir progresivamente avanzando con este Indice de Productividad, hasta llegar a 2012 en el que se estaría aplicando en un 100%, lo que marcaría la desaparición del concepto de renta sobre la tierra para fijar el valor del Impuesto Inmobiliario.

La afectación del Fondo de Desarrollo Agropecuario para 2009 está fijado en un 75% para la pavimentación de caminos, construcción de gasoductos, redes de energía y de agua; un 5% quedó reservado para “políticas activas para el sector agropecuario” y el 20% restante para los municipios con afectación fija para obras de pavimento, cordón cuneta y otras infraestructuras.

El legislador del Frente Cívico, Roberto Birri, consideró que “con la creación de este fondo se distorsionó el alcance y el espíritu de lo acordado” por el gobierno con la Mesa de Enlace, al tiempo que remarcó que “la Provincia no cumplió en el pasado con la afectación de estos fondos” al rechazar la iniciativa.

Hipólito Faustinelli, de la Unión Cívica Radical, también se refirió a la creación de un nuevo impuesto que busca “arrebatarle el dinero a la producción para volcarla a la educación y a la salud porque no lo puede hacer con fondos propios por su excesiva dependencia con el gobierno nacional”.

Calificó al nuevo mecanismo de una “Resolución 125 a la cordobesa, porque no respeta la crisis que atraviesa el campo en estos momentos y que busca asfixiarlo económicamente”, al tiempo que pidió al gobernador que reclame ante la Nación los fondos que le corresponden a la Provincia antes de “estar creando nuevos impuestos”.

El legislador oficialista, Dante Heredia, expresó: “No compartimos la idea de la oposición de que se trate de un nuevo impuesto, o de mayor presión fiscal encubierta, ni un revalúo, ya que el global que tributará el campo con esta nueva fórmula es exactamente igual a lo que tributó en 2008”,

Explicó que con este nuevo esquema para cobrar el Inmobiliario Rural, nadie pagará más del 30% de lo que venía tributando, ni menos del 20% de lo que lo hacía”, y que con esta ecuación “queda garantizado que en 2009 el sector no desembolsará más de lo que lo hizo en el corriente año.

Expresaron su voto en contra las bancadas del Frente Cívico y Social, de la UCR, del ARI, el bloque Concertación Plural, la Unión Vecinal Federal y la Izquierda Socialista.

Presupuesto 2009

Tras la modificación al Impuesto Inmobiliario Rural, la Legislatura aprobó en segunda lectura el Presupuesto 2009, envuelto en una polémica sobre lo que la oposición calificó como “la excesiva dependencia de la Provincia con los fondos nacionales que conforman el 63% de lo que se recaudará el año próximo”.

El titular de la bancada del Frente Cívico, Miguel Ortiz Pellegrini, señaló que la Provincia “da por ciertas las proyecciones del Presupuesto nacional con tanto autismo que el engaño que nos cuentan afirma que el dólar estará en 2011 a 3,46, que es precio actual”.

Similares argumentos sostuvo el radicalismo, quien también rechazó el Presupuesto 2009, la Ley Impositiva y el Código Tributario.

Dentro de las modificaciones se introdujo un nuevo mecanismo para percibir el 5% de los premios que las tragamonedas otorguen en sus casinos, la readecuación del impuesto al fuego para transferir 15 millones al reciclado de los residuos sólidos en Capital e interior, y la redistribución de 1.900.000 millones de la Secretaría de Deportes para “transferencias al sector privado”.

Comentá la nota