La Legislatura aprobó el aumento del impuesto a los Ingresos Brutos

Los medianos y grandes contribuyentes pagarán un 50% más. Para los pequeños, el gravamen baja de 2 a 1,2%. Los casinos y las discotecas abonarán un 5%.

Con esta reforma, Provincia espera recaudar alrededor de 250 millones de pesos más por año. La oposición afirma que la suba es inoportuna.

Neuquén > Los diputados provinciales aprobaron ayer el aumento de la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos de un 50% a los medianos y grandes contribuyentes del sector comercial y los servicios. Además, decidieron gravar en un 3% a los profesionales asociados que hasta ahora estaban exentos de esa carga.

Tras un extenso debate que duró más tres horas, el bloque del MPN junto a los tres aliados del interbloque Peronista Federal aprobaron por 18 votos el despacho de mayoría basado en el proyecto que envió el gobernador Jorge Sapag semanas atrás. La Concertación defendió su despacho por mayoría que apuntaba a aumentar las alícuotas sólo a los grandes contribuyentes como los casinos, las petroleras y los hipermercados. El diputado de Alternativa Hugo Goncálves acompañó esa iniciativa. Por su parte, los legisladores Soledad Martínez de Alternativa, Paula Sánchez de Libres del Sur y Rodolfo Canini de UNE-MUN-PS votaron en contra de las dos iniciativas que se discutieron.

La nueva Ley Impositiva -que será debatida en particular en la última sesión del año- establece que la alícuota pasará del 2 al 3% para los comercios mayoristas y minoristas, el transporte (con excepción de aquel destinado a pasajeros) y las comunicaciones que no dependan del Estado. También para la construcción y sus contratistas y la extracción de petróleo. En tanto, mantiene exenta a la obra pública, a la industria radicada en Neuquén y a los profesionales universitarios que ejerzan su profesión de manera individual.

Asimismo, la ley establece un gravamen del 4% para los bancos y del 5% para las discotecas, las actividades de esparcimiento, los casinos y las ventas de lotería de otra jurisdicción, y de un 15% el alojamiento por hora y los cabarets.

Diferencias

El MPN planteó que los comercios y la construcción deberán pagar el 3% de Ingresos Brutos cuando tengan ingresos anuales superiores a 1,8 millones de pesos; y en las actividades de servicios cuando facturen más de 1,2 millones. La Concertación propuso en su despacho por minoría aumentar esos pisos a 2,4 millones de pesos en el primer caso y 1,6 en el segundo para que sean las empresas más grandes las que absorban el aumento impositivo.

«Este incremento no afecta a todos los contribuyentes, sólo el 3% recibirán la suba y son los que más tienen», manifestó Rolando Figueroa, miembro informante por el MPN. El diputado explicó que los pisos a partir de los cuales se cobrará el 3% fueron aumentados de acuerdo a las propuestas que hicieron las cámaras de empresarios. También planteó que las alícuotas no se modificaban desde 1994. Además, expresó que a los pequeños contribuyentes se les bajó del 2 al 1,2% los Ingresos Brutos.

En tanto, Daniel Baum de Servicio y Comunidad expresó que el Estado recaudará 250 millones de pesos anuales que significarán 35 millones para los municipios. José Russo, presidente del bloque del MPN, defendió que los profesionales independientes paguen el impuesto «para devolverle al Estado su formación universitaria».

Retracción

Por su parte, la diputada radical Cecilia Bianchi afirmó que «no es oportuno el aumento porque todavía no estamos en condiciones de ejercer mayor presión tributaria a los sectores que están luchándola para mantener las cuentas en una situación que no parece ir mejorando».

Además, su compañero de bancada, Gastón Contardi, expresó que el aumento a los medianos empresarios "generará una retracción de la economía y la pérdida de más puestos laborales. Esto es un manotazo de ahogado del Estado".

Desde afuera de la cámara, el presidente del Colegio de Abogados, Roberto Rodríguez Bello, objetó que se haya gravado con el 3% a los profesionales. «Somos un medio de resolución de conflictos, no se les puede gravar a los profesionales que dedicaron su vida a la formación y que trabajaron de forma particular», señaló.

Comentá la nota