La Legislatura aprobará el jueves una Ley de Subrogancias

Ya cuenta con dictamen favorable un proyecto que adopta como base la iniciativa elevada por el Círculo de Magistrados. El PE elegirá de un listado de inscriptos a los postulantes a ocupar los cargos.
La Legislatura acató con suma celeridad la orden impartida por el gobernador José Alperovich para que se sancione una Ley de Subrogancias, que permita ponerle fin a la situación de emergencia generada en la Justicia a raíz de la falta de un mecanismo para la cobertura de los cargos vacantes producidos en los últimos meses.

Ayer por la mañana, al mismo instante en que el titular del PE, mientras supervisaba obras en villa Amalia, reafirmaba su promesa de poner en vigencia esa norma "en los próximos 30 días", el presidente del Parlamento, Juan Manzur, anunciaba el llamado a sesión para el próximo jueves. Minutos más tarde, pero en la sede legislativa de avenida Sarmiento al 600, la mayoría oficialista de la comisión de Legislación General emitía dictamen favorable a un proyecto que establece que el PE se encargará de elegir a los postulantes a cubrir vacantes en la Justicia, para que la Cámara preste su acuerdo.

La iniciativa, que adoptó como base el borrador presentado la semana pasada por el Círculo de Magistrados, será el tema excluyente de la sesión, que será convocada para el jueves, a partir de las 8.00. Para confirmar el día y temario, los representantes de los distintos bloques políticos se reunirán esta tarde, a partir de las 18.00, en Labor Parlamentaria.

El proyecto oficialista

El dictamen de mayoría, que lleva la firma de los alperovistas Carolina Vargas Aignasse, Alfredo Quinteros, Carlos Canevaro, Armando Cortalezzi y Reinaldo Jiménez, declara la emergencia del Poder Judicial, "ante la grave situación institucional relacionada con la cobertura de las vacantes". A pesar de que desde el Colegio de Abogados de Tucumán (CAT) advirtieron que la norma debería tener fecha de caducidad, a los fines de evitar su judicialización, la propuesta oficialista establece que la misma tendrá vigencia "hasta que se establezca el procedimiento de selección de los jueces y se efectúen las designaciones correspondientes". Es decir, ese sistema regirá hasta que se establezca, mediante una nueva reforma de la Constitución, un mecanismo para el nombramiento en propiedad de los magistrados.

El proyecto contempla la creación de un registro de candidatos a ocupar cargos vacantes, mediante un llamado a inscripción de interesados, en la órbita del Ministerio de Gobierno, para que el Ejecutivo seleccione de ese listado la nómina de postulantes que luego enviará a la Legislatura para su aprobación.

En este punto, la iniciativa difiere sustancialmente de la que promovían Antonio Raed y Daniel Heredia, quienes proponían que en la selección de los jueces subrogantes se priorice a quienes ejerzan o hayan ejercido funciones en la órbita del Poder Judicial.

Los requisitos que establece la norma para acceder a los cargos vacantes en la Justicia son las que establece el artículo 117 de la Constitución Provincial: es decir, tener 35 años de edad y por lo menos 10 años de ejercicio en la profesión de abogado, en el caso de vocales y fiscales de cámara; y ser mayor de 30 años, con cinco ejerciendo como letrado, para el caso de los jueces de primera instancia y defensores.

El proyecto establece que dentro de los 15 días de producida la vacante en la Justicia, el PE llamará a inscripción de interesados a cubrir la misma en carácter de interinos, proceso que permanecería abierto por un plazo perentorio, que no excedería los 7 días. A partir del cierre del listado, el Ejecutivo tendrá otros 15 días para seleccionar a uno de los aspirantes y remitir su pliego a la Legislatura, para que ésta lo rechace o apruebe, con la mayoría absoluta de sus miembros, en la primera sesión que realice con posterioridad al ingreso del expediente. Quien resulte designado, de acuerdo a lo establecido por el artículo séptimo del proyecto "se desempeñará hasta la asunción del titular seleccionado por el procedimiento que establezca la reforma constitucional".

Por otro lado, señala que quienes resulten designados, mediante ese mecanismo, como defensores, fiscales, jueces o camaristas interinos, "se les otorgará, a su pedido, licencia sin .goce de sueldo en cualquier otro cargo de cualquier dependencia del Estado en el que se desempeñen como titulares".

Finalmente, la propuesta alperovista prevé que los magistrados y funcionarios que sean designados para ocupar los cargos vacantes "tendrán derecho a una retribución equivalente a la que le corresponda al cargo que desempeñan".

Camino a la judicialización

Tal como informó EL SIGLO en su edición de ayer, el CAT objeta los alcances de esta iniciativa.

El secretario de la entidad colegiada, Francisco García Posse, explicó que, en primer lugar está prohibida la posibilidad de que los magistrados presenten proyectos de ley, "aún con el sello del Círculo de Magistrados", como sucedió en esta oportunidad. Además, advirtió que la iniciativa podría ser objeto de planteos judiciales debido a que, a su entender, los jueces inferiores no pueden ser designados con el mismo sistema que los vocales de Corte o integrantes del Ministerio Fiscal (a propuesta del PE para que la Cámara preste su acuerdo), tal como propone el oficialismo parlamentario. También dijo que, para evitar su judicialización, la norma debería habilitar la participación, tanto de la Corte como del CAT, en el proceso de selección de los jueces subrogantes, algo no tenido en cuenta en la iniciativa que se abordará el jueves en el recinto.

Consultado sobre los cuestionamientos del CAT, Manzur sostuvo ayer que "hay una mayoría de legisladores que no comparte la postura del Colegio de Abogados para que la institución intervenga en la designación de jueces por el mecanismo de subrogancias".

Por su parte, el legislador oficialista Canevaro, uno de los autores del proyecto, sostuvo que "hay jurisprudencia nacional, a través de varios fallos, que avala este sistema de designación interina de jueces, hasta que se reforme la constitución y haya un nuevo mecanismo de selección de los magistrados".

Además, arremetió contra el CAT, sugiriéndole que "se preocupen más por el bienestar de sus afiliados, en lo que hace al ejercicio de la profesióin, en lugar de seguir adelante con los cuestionamientos a las normas por culpa de los cuales hace más de dos años no se puede reemplazar jueces que se jubilan".

Por Fabián López

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota