Legislatura abre investigación a Ortiz Pellegrini

La participación, presuntamente irregular, de Ortiz Pellegrini en juicio contra la Tamse se investigará en la Comisión de Asuntos Institucionales. La cédula de notificación de lectura de sentencia sigue siendo la piedra angular de las acusaciones contra el presidente del bloque juecista.

Luego de dirimir aburridas cuestiones reglamentarias y tras dos horas de debate, la Legislatura resolvió que en la Comisión de Asuntos Institucionales -conducida por el peronista Nelson Ipérico- se comience a investigar si el presidente del bloque juecista, Miguel Ortiz Pellegrini, violó o no la Constitución Provincial (artículo 88) en relación a su patrocinio, en millonarios reclamos patrimoniales, de choferes de la Tamse.

Salvo un par de intrascendentes homenajes en vísperas del 25 de Mayo, la cuestión que ocupó el resto de la sesión fue la cuestión de privilegio planteada por el titular de la bancada peronista, Daniel Passerini. Formalmente, fueron dos horas de discusiones, aunque el debate comenzó en la larga reu-nión de la Comisión de Labor Parlamentaria entre los presidentes de bloque, y la más prolongada todavía de la bancada peronista, con importantes disonancias internas, fundamentalmente entre Passerini y Dante Heredia.

Passerini acusó a Ortiz Pellegrini de violar la Constitución que había jurado respetar al asumir en su banca, reputando este hecho como de suma gravedad. "Con esto -dijo- ha agraviado al cuerpo".

La iniciativa fue votada y aprobada hasta por el propio Frente Cívico -y con la abstención de la UCR-, con lo que logró dos tercios y, en consecuencia, la procedencia del pedido juecista de que la cuestión fuera considerada en la misma sesión.

Finalmente, la propuesta pasó a la citada comisión, que la semana que viene, en su reunión de tablas, abrirá la investigación de los juicios contra la Tamse y el municipio, y de otros litigios patrimoniales contra la Provincia con patrocinio del mismo legislador, según las promesas de Passerini.

El debate fue intenso: por la destreza legislativa que nadie le desconoce a Ortiz Pellegrini; la participación del radical Dante Rossi, que puso foco en los constantes agravios del líder del Frente Cívico contra toda la dirigencia política; los arrestos de Passerini, que ha prometido ponerlo contra las cuerdas cuando la cuestión se investigue en comisión; y los ataques de Heredia, directos a subrayar el aspecto ético de la participación de su colega en los juicios contra el municipio.

Rossi hasta se permitió recordar, entre las andanadas de insultos que propina Juez a los políticos, la denuncia contra Mario Negri de haber recibido una coima millonaria del gobierno de José Manuel de la Sota, para no aliarse con el ex intendente en los comicios del 2 de setiembre de 2007. Por supuesto, Negri no le agradecerá el celo puesto por el becerrista en proteger su buen nombre y honor, puesto pues él decidió mucho antes declinar su derecho.

Ortiz Pellegrini, en esta defensa preliminar, mostró una nota del Tribunal Superior de Justicia diciendo que desde 2006 no movió la causa ni había incurrido en ningún acto procesal hasta que firmó la cédula de notificación del 23 de diciembre de 2008, que publicó este diario.

Esta cédula de notificación de lectura de sentencia es la piedra angular de las acusaciones a Ortiz Pellegrini, porque allí no sólo estampó su firma sino que también habría incurrido con ella en un acto de representación de los demandantes. Sin embargo, el legislador juecista sostuvo ayer que la firmó porque él tenía derecho -por sus honorarios devengados- a conocer el fallo.

Comentá la nota