Legislativos definieron quite de colaboración y no descartan se convoque a un paro de actividades

El personal legislativo quedó en medio de la pelea política entre los bloques mayoritarios que fue determinante para lo que iba a ser la última sesión del año no se desarrolle y desde la Alianza pidan una nueva prórroga hasta el 30 de diciembre.
Esta situación expuso el descontento de los trabajadores quienes en asamblea convocada por la Asociación Gremial Unión Empleados Legislativos (Aguel) definieron quite de colaboración para la nueva sesión de prórroga, por lo que el secretario general del sindicato Hugo Coria, reconoció a NORTE que “para esta sesión queda todo abierto”.

El dirigente sindical hizo saber que los propios directores de las áreas que garantizan el desarrollo de la sesión, son los que firmaron un acta en la que dejan plasmado este compromiso, la cual será notificada a los bloques políticos. Al mismo tiempo alertó que durante los próximos días, seguramente los trabajadores estarán decidiendo los pasos a seguir y hasta no descartó que se pueda llegar a dar un paro de 24 horas.

El quite de colaboración que determinó la asamblea, puede ser decisivo para el no desarrollo de la sesión, situación que preocupa al personal porque muchos trabajadores sostienen que es necesario aprobar el presupuesto general de la provincia con las modificaciones de la ampliación de partidas para el Poder Legislativo, para que de esta manera desde enero se pueda dar la bonificación especial no remunerativa, no bonificable aprobada hace más de una semana en el recinto. Sin embargo Coria dijo que “esto no perjudica al personal, las partidas son un problema del Poder Legislativo que desde enero va a tener que cumplir con el 29 por ciento de bonificación comprometida”.

Para el día de la sesión, dijo que “vamos a constituirnos como siempre, pero hay que ser claros de que directores firmaron un acta compromiso para no trabajar ese día, por el manoseo que hacen los legisladores”. Explicó que la sesión con el extenso temario de leyes importante puede extenderse mucho tiempo y que es el personal el más damnificado, porque “cumpliendo con los pasos administrativos de lo aprobado tendrían que trabajar los feriados y hasta en pleno receso. Por eso sostenemos que estamos envueltos en medio de negociaciones y chicanas políticas de los dos partidos mayoritarios”.

Por último el gremialista señaló que la semana va a seguir complicada y ante esta situación es que intentarán mantener reuniones con los presidentes de los bloques políticos, entre otras cosas para hacer conocer la posición de los trabajadores la cual aseguró ya fue notificada al Ministerio de Trabajo.

Comentá la nota