En el Legislativo trabajan para la prohibición del uso de agroquímicos en zonas urbanas

El concejal Eduardo Ferrer motoriza un proyecto de ordenanza que planea prohibir el uso de agroquímicos en las zonas urbanas y complementarias de Tandil. Sus argumentos.
El concejal Eduardo Ferrer comentó que está trabajando con otros concejales en una ordenanza sobre la prohibición de agroquímicos dentro de las zonas urbanas y complementarias de Tandil.

Manifestó el edil que en varios casos la aplicación de agroquímicos significó un daño para la salud y el medio ambiente y que es "responsabilidad y prioridad de quienes intervenimos en política velar por la seguridad de las personas y medioambiente, sin perjudicar las economías locales que de una u otra forma dependen del uso de agroquímicos".

Asimismo, sostuvo que la Provincia y el Municipio, en materia de política ambiental, deben adecuar sus normas a los principios consagrados en la Ley General de Ambiente 25.675 de la Nación. En consecuencia si el Estado municipal considera que determinados productos agroquímicos pueden causar un daño grave a la salud de los habitantes, aún sin contar con la certeza científica sobre ello, en virtud del principio precautorio consagrado en la Ley General de Ambiente, puede sin que implique cercenar de manera absoluta otros derechos, prohibir la utilización de cualquier producto químico y/o biológico de uso agrícola y/o forestal, dentro del radio en cuestión.

Asimismo aclaró que la prohibición en la ordenanza apunta a las zonas urbanas y complementarias señaladas por el Plan de Desarrollo Territorial y está relacionada con la utilización de cualquier tipo de producto químico o biológico de uso agropecuario destinado a la fumigación o a la fertilización agrícola y/o forestal, excepto los productos debidamente autorizados para la práctica de agricultura orgánica, la que deberá contar con la autorización de la Secretaría de Desarrollo Local, la Dirección de Medio Ambiente y la Dirección de Parques y Paseos.

Expresó también que se exceptúa de la presente ordenanza a aquellos productos de venta libre para ser utilizados en el control de plagas urbanas, o cuando las aplicaciones obedezcan a razones de sanidad pública.

Por último señaló Ferrer que "estamos trabajando con el principio de prevención, entendiendo que las causas y las fuentes de los problemas ambientales se atenderán en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se pueden producir".

Comentá la nota