Legislativo despedido denuncia a Siri y Mastandrea

Un empleado legislativo que llevaba diez años y medio trabajando en ese poder como contratado fue despedido de la Legislatura y ahora formuló una denuncia por discriminación contra los diputados Eduardo Siri y Alicia Mastandrea, ya que sostiene que pese a su antigüedad se le negó el pase a planta en 2007 y en cambio sí se nombró como empleada estable a una nuera del ex diputado Guillermo Agüero, quien llevaba pocos días contratada.

El agente en cuestión es José María Ascarza, quien en diferentes notas elevadas a organizaciones gremiales planteó que sus problemas comenzaron cuando él y otros 17 contratados quedaron sorpresivamente al margen del pase a planta de 170 personas en la Legislatura. Eso sucedía en 2007, en pleno "Operativo Retirada" de la Alianza.

Ascarza dice que para él y los demás fue una gran sorpresa encontrarse con que no formaban parte de la nómina de incorporados, ya que llevaban muchos años trabajando en la Cámara. "En mi lugar, el diputado rozista Eduardo Siri decide pasar a planta a Hebe Carolina Perosio, nuera de otro legislador de su misma bancada haciéndole el contrato 624/07, a la cual pasa a planta en cinco días", dice el trabajador en una nota al secretario general del gremio legislativo, Hugo Coria.

El empleado dice que a partir de lo que consideraba una injusticia, él y otros contratados comenzaron a efectuar reclamos, y que a modo de medida aleccionadora Siri dispuso este año dejar sin efecto su contratación, medida que fue avalada por la presidenta de la Cámara, Alicia Mastandrea.

Ascarza considera que hay una persecución en su contra porque cuando el diputado justicialista Oscar Raffín intentó reincorporarlo con un contrato de 20 puntos (una de las remuneraciones más bajas que se pagan en el Poder Legislativo), Mastandrea denegó esa posibilidad "alegando que no se pueden crear más cargos".

"Fui empleado de la Cámara de Diputados durante diez años y medio, poseo un legajo de trabajo que demuestra mi productividad en dicha institución. Tengo dos hijos de 8 y 10 años que hoy están padeciendo las consecuencias de esta injusta persecución por el hecho de reclamar los derechos que le caben a cualquier trabajador", dice Ascarza en su nota al gremio que conduce Coria.

Comentá la nota