Los legisladores suspendieron por ley las cautelares contra la Caja

Aprobaron el decreto de que adecua la emergencia al fallo del TSJ / Críticas opositoras.
Con la ratificación del decreto del gobernador Juan Schiaretti que adecuó la liquidación de haberes previsionales al reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia, la Legislatura pretende suspender los efectos de las más de 4.900 medidas cautelares que dispusieron varios tribunales para impedir el pago en bonos a los jubilados.

Se trata de un mecanismo que, según voceros del oficialismo, permitirá "acotar la litigiosidad y dotar de previsibilidad" al golpeado sistema previsional cordobés, que entró nuevamente en crisis cuando el máximo tribunal provincial declaró la inaplicabilidad del pago en bonos de más del 18 por ciento móvil del haber líquido. Lo que está en dudas es la esencia de la medida: si los legisladores pueden suspender el efecto de medidas judiciales.

El tapón judicial (facilitado por la adhesión de la Provincia a cinco leyes nacionales de emergencia pública) y el nuevo esquema de liquidación "ajustado al fallo del Tribunal Superior", le servirá al Gobierno, explicó un legislador oficialista, para dilatar el pago de unos 40 millones de pesos que ahora no tiene.

La disposición, que todo el arco opositor tildó de "mamarracho", suspende por el término que dure la emergencia previsional, es decir, hasta julio de 2010, los efectos de todas las medidas cautelares que hayan impedido la aplicación de la ley de Emergencia que impulsó Juan Schiaretti hace 17 meses.

No le resultó fácil al Gobierno provincial sancionar la norma, sobre todo porque en el seno de la bancada mayoritaria surgieron cuestionamientos técnicos para con la suspensión de las medidas cautelares. Tuvieron que bajar nuevamente a la Legislatura el ministro de Justicia, Luis Angulo, y el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano, para apoyar la estrategia y la letra que el legislador Domingo Carbonetti había llevado al papel y que más tarde aprobaría el oficialismo. El propio Schiaretti tuvo que hacer algunas llamadas telefónicas a la Unicameral.

Explicaciones. Al término de esa reunión con Carbonetti, Giordano le dijo a este diario que la ley aprobada ayer recoge las recomendaciones del Tribunal Superior y que, en algunos aspectos, "es más benévola aún" con los afectados.

Justificó la decisión de suspender los efectos de las cautelares a través de una ley con el argumento de que el propio fallo del Tribunal Superior señaló que había que evitar el desgaste jurisdiccional. "Es lo que estamos haciendo", precisó el funcionario.

Agregó que, a partir de enero, todos los beneficiarios de la Caja que cobraban más de seis mil pesos en agosto de 2008, percibirán títulos por hasta el 18 por ciento del haber. Es decir, como lo planteó el fallo del Tribunal Superior.

Pero, además, se establece un mecanismo para que los 4.900 jubilados que tienen cautelares (y que por eso durante todo este tiempo cobraron todo su haber en pesos) "devuelvan" los pesos que recibieron en lugar de los bonos. En concreto, recibirán 82 por ciento del haber en pesos. Y el 18 por ciento restante de su haber se irá descontando hasta cubrir el monto que debieron haber recibido en bonos. Eso se hará en 30 cuotas. Una vez saldado, comenzarán a cobrar 82 por ciento en pesos y 18 por ciento en bonos.

Al revés, los 2.700 beneficiarios que no interpusieron cautelares cobrarán 82 por ciento en pesos y 18 por ciento en bonos. Pero, por una fracción de los bonos, recibirán pesos. Así se los irá compensando, en seis cuotas, por los bonos que habían recibido en exceso. Una vez saldado eso, recibirán 82 por ciento en pesos y 18 por ciento en bonos.

Convenio aprobado

Por dos años. El convenio prevé el envío durante 2010 y 2011 de 1.652 millones de pesos, con un desembolso, por parte del Estado Nacional, de 350 millones durante la primera quincena del mes de enero de 2010.

23 cuotas mensuales. Desde febrero, la Anses girará a la Caja 56,6 millones de pesos al mes, pudiendo modificarse dicho monto en función de la movilidad jubilatoria.

Comentá la nota