Legisladores median entre Gobierno y ATE

Parlamentarios de la oposición requirieron a la gobernadora Ríos que reciba "en forma inmediata" a la cúpula de ATE. Es para avanzar en la búsqueda de una salida al conflicto salarial y "restaurar la paz social".
Lo hicieron en un acta que firmaron tras reunirse con la dirigencia del gremio estatal. El Ejecutivo propuso un encuentro para la semana próxima, pero lo condicionó al levantamiento de las medidas de fuerza.

Los legisladores de la oposición firmaron ayer, luego de concretarse una reunión plenaria al terminar la segunda sesión del año, un acta donde le piden a la gobernadora Fabiana Ríos que reciba a los dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado de "manera inmediata". El documento no contó con el apoyo del bloque oficialista, puesto que argumentaron que ese cuerpo no le puede imponer la agenda a la primera mandataria.

El escrito llevó la firma de Roberto Frate, Mónica Urquiza y Damián Löffler (MPF); Ricardo Wilder, Ricardo Furlan y Ana Lía Collavino (FPV), y Luis Velásquez y Gabriel Pluis de la UCR, y se realizó luego de que los legisladores escucharan el pedido de mediación que realiza la cúpula gremial de ATE.

El reclamo estuvo encabezado por los secretarios generales de Río Grande y Ushuaia, Carlos Almirón y Carlos Córdoba respectivamente, quienes junto a un grupo de trabajadores pudieron ingresar al recinto de sesiones minutos antes de que finalizara el encuentro parlamentario.

Cabe destacar que desde el inicio de la sesión el área donde se encuentra emplazado el recinto estuvo rodeada de personal de seguridad, que colocó en el ingreso una suerte de valla para evitar el paso de los manifestantes.

El gremio ingresó con el claro pedido de la conformación de la comisión mediadora que se establece en el artículo 113 de la Constitución Provincial, pero ante el planteamiento los parlamentarios de la oposición -dado que los oficialistas casi no intervinieron-, ratificaron que a pesar de una posible integración del ese órgano no se estaría llevando una solución al conflicto puesto que la ultima decisión la posee la gobernadora.

Mientras tanto, las recriminaciones por parte del gremio fueron destinadas a los representantes del ARI que en ese momento sólo se remitieron a escuchar. Pero fundamentalmente el más cuestionado fue el presidente de la Cámara, Manuel Raimbault.

Luego de escuchar el pedido de audiencia ante la gobernadora esgrimido por ATE, el vicegobernador a cargo mantuvo comunicaciones telefónicas con el Ejecutivo, y luego trajo una propuesta a la reunión donde expuso que la mandataria atendería al gremio el miércoles próximo, pero solo si levanta las medidas de fuerzas.

Esta iniciativa fue rechazada rotundamente y luego de varios minutos, donde se produjeron fuertes discusiones, los trabajadores indicaron que no se retirarían del recinto sin una promesa de que Ríos los atendería ayer mismo.

Pasadas varias horas de la finalización de la sesión los legisladores se encontraban con la imposibilidad de retirarse del salón puesto que los trabajadores permanecían obstaculizando la puerta de ingreso. Y luego de analizar los posibles caminos a seguir los parlamentarios propusieron al gremio firmar un acta donde se le pide a la primera mandataria que reciba de manera inmediata al gremio de ATE.

El documento especifica que "los legisladores reunidos y bajo entendimiento de la grave situación que atraviesa el sector público, consideramos imperiosa la necesidad que la máxima autoridad del Poder Ejecutivo reciba de manera inmediata a los efectos de iniciar el diálogo a los representantes sindicales de los trabajadores, con el fin de generar los consensos necesarios para la restauración de la paz social en la provincia que permita restablecer los servicios públicos actualmente interrumpidos disvaliosamente contra el conjunto de la sociedad fueguina".

Por su parte, Córdoba arremetió duramente contra el ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu, como así también esgrimió palabras recriminatorias para con el secretario de Relaciones Institucionales, Daniel Ravaglia. Sus cuestionamientos se centraron en argumentar que estos funcionarios le mienten a la gobernadora y no le explican verdaderamente como son lo hechos.

Tanto Löffler como Wilder aclararon que los bloques opositores brindaron, cada vez que fue solicitado, un espacio de diálogo, pero estimaron que la conformación de la comisión mediadora no es la solución.

Finalmente, el titular de ATE, dijo que "no somos necios, pero queremos sentarnos a dialogar con la gobernadora y que nos muestre los números para ver de qué manera se sale del conflicto".

Comentá la nota