Legisladores locales descreen del plan de seguridad nacional

El nuevo plan de seguridad impulsado por la presidenta Cristina Kirchner despertó controversias en los legisladores opositores mendocinos.
Desde los sectores no alineados al Gobierno dudan del plan de inversiones y cuestionan las implementaciones tecnológicas anunciadas. (Ver página 8.)

Recordemos que la iniciativa propone una inversión aproximada en seguridad de $400 millones de pesos, además de nuevo móviles policiales, tecnología GPS y cámaras de video, entre otros elementos.

Por su parte, el oficialismo defendió la propuesta de la Presidenta y avaló la incorporación de más policías en las calles y la presencia de la Gendarmería.

El senador de la UCR Mauricio Suárez comentó que su partido nunca fue informado por el oficialismo acerca de la difusión del nuevo plan.

Y remarcó: "Los números K no permiten creer, son muy rápidos para desenfundar números, pero son muy lentos para cumplirlos. Estoy cansado de cifras, de promesas del Ejecutivo".

Con respecto a la decisión de utilizar a la Gendarmería en las calles el radical cuestionó: "¿Qué grado de veracidad tiene esto?, después no van a venir 1.500 como prometen, argumentarán algún problema de infraestructura y días después de las elecciones volverán a Buenos Aires".

En tanto, Carlos Aguinaga (hijo) senador del PD, quien se enteró de la noticia a través de Ciudadano, ya que no había recibido ningún tipo de notificación al respecto, tras estudiar el anuncio criticó: "Estamos acostumbrados a súper anuncios que nunca se concretan. No hubo ningún tipo de participación, no hay una política de seguridad, ni una política de esta al respecto".

Acerca de las ingerencias tecnológicas del proyecto, remarcó que "es un recurso muy interesante, pero debe funcionar dentro de un monitoreo general".

Además, el demócrata se refrió a la iniciativa de incorporación policial al asegurar que "genera dudas, la incorporación de policías; tenemos que ver a quién se debe reincorporar y para qué funciones. No podemos pensar que la Gendarmería va a solucionar el problema, es un error gravísimo".

El diputado Luis Petri del ConFe (Consenso Federal) dijo que el anuncio "debe tomarse como un acto electoral específico y direccional para dos provincias donde es necesario ganar. Esto tiene un alto contenido político electoral". En relación con la política de incrementar el número de efectivos enfatizó que "tanto los policías que se reincorporen como los gendarmes tienen que ser muchos para que impacte en las fuerzas policiales".

Otra de las posturas críticas al plan es la de diputado Daniel Cassia, del Bloque Federal. "Me habría gustado que esto se hubiese hecho hace 5 años. Esto mismo se le presentó a Aníbal Fernández, cuando era ministro de Seguridad y argumentó que era imposible de implementar. Me huele más a anuncio electoral que a un plan para combatir la inseguridad propiamente dicha". A su vez remarcó: " Ya en 2006, Cobos pidió que llegara la Gendarmería y mal utilizamos una herramienta legal".

Desde el oficialismo, el legislador Luis Ruzo avaló la iniciativa del Ejecutivo: "El plan es muy bueno. Se necesita a la Policía en la calle y además capacitarlos con tecnología. Esto permite agilizar la vigilancia y sacar policías a las calles para cumplir diferentes tareas". En función del sistema de vigilancia satelital anunciado, que podría reemplazar al sistema "Tetra", el legislador aclaró: "El sistema de GPS es más efectivo, es más preciso que otros."

En cuanto al monto estipulado, desde la Nación dijeron que ronda los $400 millones de pesos. Ruzo aseguró: "Es una cifra importante, es casi el presupuesto que tiene el Ministerio de Seguridad".

Comentá la nota