Legisladores discrepan sobre la incidencia de un fallo de la Corte

Canevaro afirma que, después de la restitución de Freidenberg, no tiene sentido someterla a un proceso de remoción a una fiscala del sur.
Hasta el viernes, la comisión de Juicio Político de la Legislatura debe resolver si rechaza in límine o si considera que merece ser tratado el pedido de destitución formulado por la Corte Suprema de Justicia contra la fiscala III de Instrucción de Concepción, Eva Frías de Ruiz.

La decisión no definirá en sí mismo la sustanciación del proceso de remoción de la fiscala, sino que se limitará a determinar si hay o no razonabilidad en la denuncia y, en caso afirmativo, a girársela a la cuestionada para que formule su descargo. En esta última hipótesis, luego, con todos los elementos, la comisión legislativa debería resolver si corresponde acusarla ante el Jurado de Enjuiciamiento.

La Corte sustentó su pedido en un sumario administrativo que ha determinado que Frías de Ruiz incurrió en reiterado incumplimiento de las funciones a su cargo y en inexcusable ignorancia del derecho, según la acordada firmada por los cinco vocales; incluido Antonio Estofán, representante de la Corte en el Jury de Enjuiciamiento.

Diferentes criterios

Aunque se trata de casos diferentes, en la Legislatura ha causado conmoción la reciente sentencia por medio de la cual la Corte (con una integración especial) ordenó la restitución de la camarista penal Alicia Freidenberg, que había sido destituida en 2006. Amén de que respecto de Frías de Ruiz la propia Corte formuló la denuncia, los legisladores evalúan de diferente forma las consecuencias del pronunciamiento en la causa "Freidenberg".

El legislador del bloque Republicano Fundacional, Luis José Bussi, considera que el fallo no debe incidir en la decisión de la comisión de Juicio Político, que él integra. En cambio, el oficialista Carlos Canevaro esgrime que el contenido de la sentencia en el caso "Freidenberg" fulmina, de hecho, la posibilidad de un proceso contra Frías de Ruiz.

El eje de la controversia gira alrededor de cuál es la amplitud para, en el marco de un proceso de remoción, evaluar la conducta de un magistrado a partir de los límites fijados por la doctrina que emerge de la sentencia de la Corte. Esta sentó que no procede una destitución por meras diferencias de criterio sobre la forma de interpretar una ley, concretada por un juez, en el momento de resolver una causa llevada a su conocimiento y decisión.

Bussi confirmó que los legisladores de la comisión están analizando los cinco cuerpos del sumario administrativo y las 13 causas penales respecto de las cuales se habrían detectado omisiones, negligencias y tardanzas (según el instructor, el camarista Emilio Páez de la Torre).

"Sin que mi criterio implique prejuzgamiento, una denuncia de este peso, con el aval de todos los vocales de la Corte, será difícil de levantar por parte de la fiscala. Votaré para que se le gire la acusación y pueda defenderse", señaló Bussi.

El legislador aclaró que el fallo de la causa "Freidenberg" no tiene efecto vinculante. "Son casos muy distintos. Entonces, hubo un impulso netamente político que depuso a una magistrada y ahora todo proviene de la propia Justicia. Nada nos puede condicionar", afirmó.

Totalmente distinto es el criterio de Canevaro. "A partir del caso Freidenberg no tiene sentido que se acuse a Frías de Ruiz. Es muy difícil que en la Legislatura prospere otro pedido de juicio político en el corto plazo, porque estamos acusando recibo de un golpe muy duro en lo institucional", se quejó.

Canevaro insistió en la misma idea: "es curioso que la propia Corte pida la remoción de la fiscala cuando ella nos advirtió que no podemos juzgar el criterio valorativo de nadie que alegue estar cumpliendo una ley, por tratarse de una decisión jurisdiccional que no puede ser evaluada por la Legislatura. Esto alcanzaría hasta las demoras y atrasos en juicios o el dictado de un fallo arbitrario. Por ende, una destitución sólo podría proceder por un alto grado de inconducta o por desórdenes en los pasillos de Tribunales en una forma muy burda".

Comentá la nota