Legisladores de Catriel volvieron de Viedma con las manos vacías.

CATRIEL (ACA).- Los dos legisladores oficialistas y una de la oposición que viajaron a Viedma la semana pasada a entrevistarse con el ministro Barbeito, volvieron con las manos vacías. No sólo no fueron atendidos por el ministro, sino que les dijeron que la decisión de cerrar el hogar de la Escuela de Valle Verde es inamovible y respecto de los jardines no hay solución a los temas más urgentes de tres establecimientos, aunque se prometió la construcción de uno nuevo.
Para colmo vinieron a la localidad técnicos enviados a hacer un informe de situación pero no se reunieron con la comisión de educación que fue quien promovió el reclamo, sino con el presidente de la Legislatura.

Según contaron a este diario los legisladores municipales, fueron atendidos por la subsecretaria de Coordinación Pedagógica, Andrea Novillo Pinto, quien se ocupó personalmente de analizar cada tema con la ayuda de técnicos de las distintas áreas. El más esperado -frenar la resolución que cambia de modalidad la escuela rural 254 de Valle Verde- no tuvo vuelta atrás. Los argumentos esgrimidos fueron los que ya se conocían, que los alumnos tienen escuelas en Catriel para cursar sus estudios.

Cabe recordar que padres y docentes pedían que ese establecimiento continuara siendo escuela hogar, habida cuenta que los chicos derivados allí por el ETAP pertenecen a familias que conviven en una misma casa pero que no están en condiciones de contenerlos afectivamente y mucho menos acompañar a esos menores en su formación. A partir de la resolución que convierte a la escuela 254 en común, los niños deben concurrir a escuelas normales de Catriel.

Otro de los reclamos era un docente especial de educación física para el jardín Nº 7, del que carecen desde hace dos años. La respuesta también fue negativa.

Por otra parte, la funcionaria aseguró que se construiría un edificio nuevo para el jardín Nº 43, aunque para que eso suceda el municipio debería proveer un terreno.

Comentá la nota