Legisladores no apoyan a Jorge Paz

En dos años de lucha por el esclarecimiento del hecho remarcan la ausencia de autoridades del departamento Castellanos.
Josefina (Enviado).- Un importante número de personas acompañó ayer a Jorge Paz y a su pequeño hijo Cristián, en los actos recordatorios por los dos años del cuádruple asesinato de su familia, en el barrio Acapulco de la localidad de Josefina. El caso es emblemático porque demuestra cómo los legisladores departamentales, se olvidan de acompañar los reclamos y pedidos de los vecinos de un sector como Josefina, sumido en la pobreza e inseguridad.

Por suerte no todas son malas noticias para Jorge Paz, esta semana comenzará a trabajar sobre los expedientes del caso, luego de una licencia tomada por la jueza Liliana Spaggiari, el abogado designado por el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, a través de la Dirección Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia Judicial.

En esta oportunidad, en la vivienda que ocupaba la familia se oficializó una misa y se inauguró una pequeña gruta recordatoria de Alejandra Rodríguez de Paz (38 años) y sus hijos Rocío, de 7, Jorge de 9 y Vanesa, de 13, todos brutalmente asesinados la noche madrugada del 3 de diciembre de 2006. También participaron los familiares de la joven de 18 años asesinada días atrás en Capilla Voterro de la localidad de Josefina y los padres de los tres niños abusados sexualmente en la ciudad de Frontera.

Sin embargo la ausencia de los legisladores del departamento Castellanos otra vez fue notoria, al igual que en los dos años de lucha que lleva Jorge Paz reclamando Justicia en lo que nunca se acercaron a brindarle ayuda. Resulta extraño que ese rincón del departamento, como es Josefina, lugar tan necesitado de políticas de inclusión social y de seguridad, no aparezca en sus planes legislativos.

De igual forma Jorge Paz recibió el apoyo de sus familiares y vecinos que leyeron cartas sosteniendo que continuarán acompañándolo en su búsqueda de Justicia.

Luego Paz junto a su pequeño hijo Cristián realizaron una suelta de globos con la imagen de sus familiares y el reclamo de Justicia.

Posteriormente un músico de la ciudad de San Francisco, Rubén Taborda, dedicó temas al padre de familia como a los presentes. El cierre estuvo a cargo de la murga La Estación que desarrolla tareas contención social tanto en la ciudad de San Francisco y como en los barrios marginales de Frontera y Josefina.

Alberto Orellano coordinador de la murga La Estación de San Francisco declaró que "la presencia de nuestro grupo tiene varios sentidos, primero apoyar a Jorge, reconocer su entereza, los tambores sirvieron un poco para llamar la atención en las diferentes marchas, pero esta convocatoria es para que Acapulco piense en alternativas, mucho de lo que pasa en este barrio tiene que ver con la falta de compromiso del estado en algunas cuestiones, como trabajar con niños y jóvenes. Vamos a aprovechar para ponernos de acuerdo y comenzar a organizar algún club de fútbol, talleres culturales. Tenemos que ganar otra vez el espacio de las plazas y de la calle para perder el miedo. Hoy le tocó a Jorge pero le puede tocar a cualquiera".

De los actos también participaron los familiares de la joven de 18 años asesinada días atrás en Capilla Voterro de la localidad de Josefina y los padres de los tres niños abusados sexualmente en la ciudad de Frontera.

Comentá la nota