La legisladora porteña recorría Derqui Molina y su gente se despegan de las agresiones a Majdalani

La Agrupación 17 de Octubre asegura que las agresiones comenzaron desde el lado de la gente de Unión Pro. Pero que siempre hubo cruces verbales y nunca golpes.
El senador José Molina rechazó tajantemente las acusaciones lanzadas por la legisladora porteña Silvia Majdalani, y salió a respaldar a su grupo de colaboradores.

"¿Esta es la ‘diputrucha’, no? Si una vez votó de manera falsa en la legislatura no veo porque tendría que creerle lo que dice", negó Molina, en referencia al episodio en el que Majdalani tomó notoriedad pública al votar en la legislatura dos veces, una por ella y otra por un compañero de banca que no estaba en el recinto.

"Los chicos estaban como todos los días repartiendo globos en la puerta del local, y ellos llegaron y comenzaron a insultarlos. Los chicos reaccionaron, como cualquier adolescente, pero siempre de palabra. Y uno de los de Unión Pro habría amagado con sacar un arma", relató Molina, según le contaron a él miembros de su agrupación 17 de Octubre, liderada por Damián Espíndola.

En ese sentido, César Barral, integrante de la juventud peronista de Derqui y responsable del operativo que se estaba llevando a cabo, insistió en que los agresores fueron los de Unión Pro, y aseguró que "jamás hubo golpes".

"Nosotros somos todos chicos y chicas que hace relativamente poco tiempo militamos en política. Estábamos entregando globos y boletas cuando ellos llegaron y empezaron a insultarnos, diciéndonos cosas como que no hacíamos nada, que gastábamos la plata del pueblo y que éramos todos negros. Le fuimos a pedir que se retiraran, porque no puede ser que nos digan esas cosas, y sí hubo un momento de tensión, pero nunca con golpes y menos a mujeres", aseveró Barral, mientras exhibía una cámara digital en donde se ve a miembros de la agrupación de Molina repartiendo globos minutos antes de la agresión. Algunas de esas fotos ilustran parte de esta nota.

"¿A vos te parece que estos chicos tienen pinta de matones?", preguntó Barral a Pilar de Todos, mientras mostraba las imágenes.

De hecho, el joven militante, aseguró que en el momento de los insultos, una de las integrantes de la agrupación kirchnerista quiso tomar la cámara para sacar más fotos, "pero uno de los militantes de Unión Pro se lo evitó tomándola por el brazo".

"Si quieren armar con esto alguna estrategia política para sacar un voto más, ojalá que les sirva; porque lo único que hacen es alejar a los jóvenes como nosotros de la política", concluyó Barral.

Comentá la nota