Una legisladora cuida la discrecionalidad del PE

Vargas Aignasse se opone a una iniciativa.

La legisladora alperovichista Carolina Vargas Aignasse es la principal opositora al mecanismo de los concursos múltiples; al menos, según el diseño propuesto por Antonio Gandur, para la cobertura simultánea de varios cargos judiciales vacantes en el mismo fuero e instancia.

La justicialista teme que el sistema reduzca los márgenes de discrecionalidad que la Ley 8.197 concede al gobernador. La iniciativa apunta a que, a partir de un único orden de mérito, el CAM eleve al PE un quinteto de postulantes seleccionados para cubrir el primer cargo. Luego de que el mandatario elija a uno, a la nómina original el CAM le sumaría otro nombre (para el segundo cargo), para que el PE siempre disponga de cinco opciones.

"La Ley 8.197 no establece específicamente la posibilidad de un concurso múltiple. Entonces, el reglamento del CAM no puede entrar en contradicción con lo que establece la ley, porque el reglamento tiene carácter sublegal", aseveró Vargas Aignasse.

Eudoro Albo, representante de los magistrados, planteó que, de admitirse la viabilidad de los concursos múltiples, debería hacérselo con carácter excepcional, teniendo en miras la urgencia por cubrir las numerosas vacantes que hay en la Justicia. "Pero mis colegas me advirtieron que, con un único llamado, se les limitaría la posibilidad y las chances de participar de varios concursos para la cobertura de varios cargos (en una misma instancia y fuero)", manifestó a LA GACETA.

Comentá la nota