Ledesma: La Florida no, ¿La Esperanza si?

Con una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires para anunciar formalmente que no llegó a un acuerdo con la Compañía Azucarera Los Balcanes para la explotación productiva y comercial del ingenio La Florida", la empresa Ledesma S.A.A.C. puso fin a las negociaciones que había iniciado a principios de marzo de este año con la compañía tucumana.
Ante la fracasada operación, que le permitía a Ledesma hacer pie en la provincia de Tucumán, con una inversión estimada en 25 millones de dólares, se abre el interrogante sobre la posibilidad de que la compañía azucarera líder del país vuelva su mirada hacia el ingenio La Esperanza, posible compra que había quedado "en carpeta" tras el anuncio del desembarco en Tucumán.

Casi en forma simultanea con el anuncio de Ledesma, el vicegobernador de la provincia, Pedro Segura, desempolvaba el espinoso tema de la venta del Ingenio La Esperanza a la que consideró imperiosa. Segura estimó que el llamado a licitación ya debería haberse producido para poder entregar la planta agroindustrial en enero o febrero de 2010.

Sobre este mismo tema opinó el ministro de Producción, Hugo Tobchi. Al ser consultado por El Libertario.com, si estaba de acuerdo con la visión que sobre el tema expuso el vicegobernador Pedro Segura, el ministro señaló que "hay que encontrarle una solución en el corto plazo, porque en la situación actual es muy difícil poder mantener el déficit que hoy tiene ese ingenio".

Agregó que "tenemos que encontrar una solución entre todos los jujeños, en un marco legal razonable, porque eso está circunscrito a la ley de quiebras y concursos".

"Creo que no hay impedimentos legales -dijo el funcionario, quien remarcó luego que- es preocupante saber si hay candidatos, porque una licitación pública es un resorte de la justicia y están manos de la justicia la resolución, pero habría que ver si en realidad, los que compraron el pliego están en condiciones. No nos olvidemos que en el medio hay un proceso de crisis mundial y si hay verdadera intención de presentarse en la licitación".

Sobre el traspaso al Estado provincial de las acreencias que posee la Nación sobre el ingenio, el ministro afirmó que "estamos trabajando, no es fácil de resolverlo ni se resuelve de un día para el otro. Recordó que el tema fue planteado a la ministra de la Producción de la Nación, Débora Giorgi, por el gobernador Walter Barrionuevo y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Eduardo Fellner".

Finalmente dijo que "el ingenio La Esperanza es un problema permanente en el manejo de la cosa pública y es un problema de todos los días. Lo abordamos y lo conversamos todos los días. Trabajamos conjuntamente con los síndicos para poder seguir adelante con la explotación azucarera".

Algunos observadores de la economía estiman que el azúcar tendrá buenos precios en 2010, año en el que además la Nación pondrá en marcha el plan de biocombustibles que arrancaría con el precio del etanol a 2,40 pesos el litro.

Resulta fácil hacer la cuenta del fabuloso potencial de negocios que ofrece La Esperanza, tanto con el azúcar como con el alcohol.

Es de esperar que esta vez, con la mesa de negocios servida para los jujeños, salteños y tucumanos podamos sentarnos a ella y desde allí generar una estructura productiva sólida para el presente y para las generaciones futuras.

La explicación de Ledesma

En su edición del pasado día 4 el diario La Gaceta de Tucumán señaló que "la carta de intención (con Los Balcanes) establecía ciertos parámetros para la operación, pero quedaban muchas cosas por decidir: si se creaba una nueva sociedad o no, la inclusión o no del ingenio Cruz Alta en la operación, algunas inversiones que estaban en proceso, entre muchas otras. Lamentablemente, no pudimos resolver todos los temas en el tiempo que esperábamos y, al no haber avance, se decidió de común acuerdo dar por terminadas las negociaciones".

Las expresiones fueron recogidas de un escrito remitido a La Gaceta por Federico Nicholson, director de Ledesma.

El ejecutivo añadió que no hubo ningún punto oscuro en la negociación que los haya llevado a echarse atrás con el trato y que, simplemente, "no nos pusimos de acuerdo en algunos puntos importantes de la operación". "Una cuestión que para nosotros fue importante es que Ledesma quería tener una opción de compra por el 30% restante y Los Balcanes no quería concederla. Venimos trabajando junto con Jorge Rocchia Ferro (titular de Los Balcanes) en diversos aspectos del sector azucarero desde hace muchos años, lo respetamos y respetamos su obra en el Ingenio La Florida, al que ha hecho crecer de manera notable en los últimos años. A pesar de que estuvimos seis meses negociando y discutiendo, la relación no se resintió y esperamos seguir trabajando con él en el futuro", especificó Nicholson sobre el vínculo de Ledesma con el empresario tucumano.

Por otra parte, el ejecutivo de Ledesma no descartó que se pueda volver a abrir la negociación en el futuro, ni que pueda estudiarse otra alternativa, pero aclaró que en este momento no hay nada en ese sentido.

Nicholson también ponderó la relación con los factores azucareros tucumanos y habló de la posible reacción de ellos ante la noticia del fracaso de las negociaciones con Los Balcanes: "tenemos buenas relaciones con muchos industriales y cañeros tucumanos. En términos generales, en su momento nos dieron la bienvenida a Tucumán y supongo que ahora habrá cierta desazón. En todo caso, seguiremos hablando con todos para encontrar los consensos necesarios para consolidar y hacer crecer al sector en su conjunto".

Sobre el momento que atraviesa la actividad, recordó que siempre se manifestó optimista, pese a la crisis que atravesó el sector la temporada pasada. "El tiempo nos dio la razón: los precios internacionales acompañaron y en lo comercial las cosas han comenzado a mejorar. Pero así como entonces había que mantener el optimismo, ahora es necesario mantener la mesura: no es cuestión de tirar manteca al techo o de pensar que todo está resuelto. Hay que seguir trabajando con seriedad y prudencia, para producir más y mejor, para exportar y para continuar abasteciendo normalmente al mercado local", concluyó.

Comentá la nota