Ledesma afirma que no planea expandirse más en Tucumán.

Nicholson asegura que la empresa jujeña no busca liderar la actividad en nuestra provincia. El ejecutivo confía en que tendrá éxito el programa de exportaciones diseñado para la próxima zafra. Desmienten a cañeros.
Las autoridades del ingenio Ledesma estiman que la situación del sector azucarero debería analizarse no tanto en función de la conyuntura, sino con vistas al mediano y al largo plazo. Así lo dijo el director de Ledesma, Federico Nicholson, en una entrevista que concedió a LA GACETA en Buenos Aires.

- ¿Considera que hubo fallas en la comercialización de azúcar en la última campaña?

- En todo emprendimiento humano hay fallas. Este es un mercado difícil, con una oferta totalmente atomizada y una demanda que se ha concentrado notablemente en las últimas dos décadas. Y cuando a esto se le suma, como durante la campaña pasada, precios internacionales bajos y ausencia de crédito, la cosa se complica mucho más.

- ¿Cree que el sector azucarero tendrá éxito en equilibrar la oferta y la demanda de azúcar en el mercado interno?

- Eso esperamos. Los precios internacionales se han recuperado un poco, y eso puede ayudar. Por otra parte, la cuestión comercial es fundamentalmente una cuestión financiera, y si se lograra exportar a principios de la zafra a los precios actuales eso sería muy positivo como fuente de financiamiento para los productores.

- Algunos cañeros aseguran que Ledesma importó 12.000 toneladas de azúcar y que vendió al mercado interno otras 37.000 toneladas que tenían destino de exportación. ¿Esto fue así?

- No, no fue así. En primer lugar, hay que aclarar que esto fue en la campaña 2007, y no en la 2008. Recordará que 2007 fue la zafra de las heladas, y la producción cayó cerca de 300.000 toneladas. Hacia el final del receso los stocks estaban realmente al límite, y no podíamos permitir que faltara azúcar en el mercado interno. Ledesma suspendió la exportación de una cantidad algo menor que la que usted menciona e importó una cantidad mínima (algo así como 3.000 toneladas). Esto significó un costo económico para Ledesma, y nos hicimos cargo porque el sector no podía correr el riesgo de un desabastecimiento.

-¿En qué etapa está el proceso de conformación de la empresa que administrará el ingenio La Florida?

- Tras la firma de la carta de intención con Los Balcanes, estamos en el proceso de due dilligence, mirando la situación del ingenio con cinco grupos de trabajo. La idea es llegar a un acuerdo para que la nueva empresa se haga cargo del ingenio durante la próxima zafra y esperamos que eso se pueda concretar.

-¿Ledesma planea seguir expandiéndose en la provincia a través de la compra de ingenios?

No; la idea es crecer en La Florida y en Ledesma. Y aprovecho para decir que Ledesma es una empresa sólida e importante, pero no tenemos presupuestos ilimitados. El rumor que hemos escuchado sobre un supuesto interés nuestro en las fábricas de Atanor es totalmente infundado: no hemos tenido ninguna conversación con Atanor al respecto y no hay ningún plan al futuro tampoco. Sumar 70% de un ingenio que hace 150.000 toneladas por año, como La Florida, será un paso muy importante en sí mismo y demandará una gran inversión y mucho trabajo de nuestra gente.

-¿Asumirá Ledesma un rol conductor de la actividad azucarera tucumana?

- No; seremos un actor más dentro de un sector importante y complejo. Ledesma tiene hoy un papel importante en la actividad, que se caracteriza principalmente por la búsqueda de consensos. Tenemos diálogo con todos los actores de la actividad desde antes de que se hablara siquiera de nuestro ingreso a Tucumán, y lo seguiremos teniendo, siempre buscando para los problemas del sector soluciones basadas en el consenso y el respeto.

-¿Cree que el sector azucarero logrará completar las inversiones para sumarse al esquema de biocombustibles en 2010?

- Va a ser difícil llegar con toda la producción necesaria al 1° de enero de 2010, pero estamos haciendo todos los esfuerzos para ello. Lo importante es que estamos en el camino adecuado, que el sector ingresará al régimen y que esto será muy positivo para toda la economía azucarera y para todo el NOA.

Debatirán sobre la situación de la agroindustria

El análisis de la actualidad de la actividad agroindustrial de la caña de azúcar y su futuro será el eje de la “Jornada cañera” que se llevará a cabo a partir de mañana y hasta el miércoles en nuestra provincia.

La organización del evento está a cargo de la Mesa Institucional Cañera, conformada por la Unión de Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), el Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu) y la Unión de Cañeros del Sur (UCDS). La reunión tendrá lugar en la sede de la UCIT, ubicada en Rivadavia 141 -1er piso -, San Miguel de Tucumán.

En el primer día, la actividad comenzará a las 9, con disertaciones que se extenderán hasta las 19.45. Las conferencias se enmarcarán dentro de los siguientes temas: “Producción de caña”, “Energía” y, el miércoles, “Futuro de la producción de azúcar y etanol”. El miércoles disertará Fernando Nebbia, presidente del Centro Azucarero Argentino, sobre “Mercado nacional e internacional del azúcar”. También en esa jornada hablará Claudio Molina, de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, y Jorge Casanova, presidente de la Cámara de Alcoholes de la República Argentina. Ambos se referirán a las “Perspectivas para la producción de alcohol. Mercados nacionales e internacionales”.

La jornada se realizará en conmemoración del centenario de la creación de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

Comentá la nota