Lecciones que deja un día agitado

Lo que sucedió ayer en la Legislatura provincial debe dejar lecciones. Fundamentalmente porque ninguno de los sectores políticos que participaron directa o indirectamente, Brizuelistas, Castillistas, el MIRA o el Interbloque Justicialista, dispone de mayorías automáticas.
Primero, el tándem Oscar Castillo-Eduardo Brizuela del Moral debe tomar debida nota de la siguiente moraleja: no todo lo que se acuerda a puertas cerradas se logra, porque el poder que brindan los recursos del Estado no es transferible a otros (a Marita Colombo por caso).

Para Eduardo Brizuela del Moral un aprendizaje básico, el peligro que significa de su estilo político abúlico, indolente, porque permite se consolide una masa crítica amplia, con patas peronistas, radicales y de todas las ideologías, que ante la menor crisis se luce fácilmente (ni hablar cuando esa masa critica advierta la respuesta social que podría lograr convocando a combatir intentos de perpetuidad en el poder).

Ademas, lo que pasó ayer es un dato para tener en cuenta para su futuro, porque si persiste en el "autismo" que tanto se le reclama, dentro y fuera del FCS, ingresará en un terreno político resbaladizo, donde es difícil mantenerse sobrio; como bien le advirtió el jalilista Gómez, la alianza con el castillismo no le ofrece ningún tipo de garantía, o acaso no eran ellos los encargados de "ablandar" a Gustavo Roque Jalile.

En cuanto a sus funcionarios en el Gabinete provincial, responsables de errores graves, como bien quedó demostrado, debería pensarse en un casting donde surjan figuras en serio para reemplazarlos.

Por otro lado, si Oscar Castillo y su sector insisten en no aprobar el presupuesto legislativo mañana en el Senado deben considerar que se confirma así lo que muchos solo les sospechan, un accionar cuasi mafioso. Esta "vendetta" contra todos, jalilistas, peronistas y brizuelistas, porque no la ungieron a Marita Colombo en la presidencia de Diputados los mostraría desnudos, tal como son, como vinieron al mundo se diría en una verdulería.

Para la oposición justicialista, que repite grado, otra vez la misma lección: que aun en desventaja, la unidad de fuerzas con todos los opositores al gobierno del FCS, si no se escinden, pueden conmover o vencer con votos cualquier ocurrencia de la administración oficialista, que a los opositores puede redituarle políticamente.

El sector del MIRA, que por estas horas se encuentran en el ojo de la tormenta, que se acostumbre, porque van a seguir estándolo. Ellos dicen que más ahogo financiero que el que vienen sufriendo es imposible, pero los próximos dos años les demostraran que si.

Comentá la nota