Leandro Illia: "el gobierno de mi padre ya le vendía granos a China"

Contó detalles de la vida austera de su padre, su carrera, su gobierno y la concertación que lo derrocó. Fue testigo de la expulsión en la Casa de Gobierno y su valiente actitud. Imperdibles detalles de este tramo de nuestra historia.
Siempre tuve predilección por Gchú., he venido a disertar en nuestro comité, desde 1982, en la campaña de Alfonsín. Hice varios amigos, y me he sentido como en casa. Un gusto y agradecimiento al estar con ustedes.

Si es así, no ha de ignorar que en Gchú. hay un barrio que se llama Arturo Illia.

Y vine cuado la imposición del nombre.

La flia. de su padre eran trece hermanos...

Sí, él era tercero de la segunda mujer. Porque mi abuelo no es que se haya divorciado, sino que la primera mujer tuvo un accidente con el sol de noche, en Pergamino y se quemó viva. Con esa primera mujer mi abuelo tuvo dos hijos.

De su matrimonio con Silvia Martorell ¿cuántos hermanos eran ustedes?

Éramos 3, quedamos dos. Una hermana mayor, después venía Martín, fue médico y diputado nacional; fallecido.

La trayectoria de Arturo Umberto Illia arranca con la Reforma Universitaria.

Así es, en 1918.

¿Cómo, siendo pergaminense, va a parar a Cruz del Eje?

Lo lleva una decisión del Presidente Irigoyen. Hacía la residencia como médico; graduado en la UBA en 1928 ejerce en La Plata en el San Juan de Dios. En esa época, iba del hospital a las villas, para atender a gente pobre, se caracterizaba por eso. Y el amigo que hizo de nexo con Yrigoyen era Emir Mercader, un gran dirigente.

Hermano de Amilcar…

Sí, él fue Procurador Gral. de la Nación cuando mi padre fue Presidente. Mi padre ya tenía todo listo, para irse a Francia, con una semibeca del Instituto Pasteur de París. Y por mérito propio, como todo lo de él. En esa entrevista Irigoyen le dice que necesitaban un médico en los talleres ferroviarios de Cruz del Eje que era el principal; reparaba máquinas de la zafra del norte. Era más importante que el de Laguna Paiva o Tafí Viejo; llegó a tener 4 mil obreros. Quiere decir que los 15.0000 habitantes de allí dependían del ferrocarril.

Desiste de su viaje a París.

Desiste de su semibeca y se va a Cruz del Eje donde se llegaba en micro por ruta de tierra, o en el "cochemotor", tren que demoraba 7 horas para hacer 150 Km. Pero su tren no llega; se rompe y para; eso era común y queda a pie a 15 Km. No conocía a nadie; iba con su valija y lo puesto, llegó caminando. Amigos de él me contaban: "si lo vieras a tu viejo joven, 29 años, venir con la valija sin saber nosotros quien era y qué hacía. Y trayendo el nombramiento de Yrigoyen".

Ingresó al Policlínico como médico común. Después, el director se tuvo que ir y por unanimidad los médicos lo nombran Director. Con el golpe del 30 a mi padre lo dejan cesante sin causa, sólo por ser radical, la gente de Uriburu, conservadores de Córdoba. La gente de Cruz del Eje no quería que mi padre se volviera y el dice: "bueno, pero ¿qué hago acá?" porque no tenía consultorio privado, vivía en pensión. Finalmente se queda, viviendo en una casa cuyo dueño nunca le quiso cobrar alquiler. Mi padre, por otra parte, tampoco podía pagarlo.

Nos recuerda a otro gran médico, Esteban Maradona, que paró en las Lomitas y se quedó a vivir 51 años

Mucha gente me hace esa comparación. Incluso, fui testigo de una charla de Favaloro con mi papá -él lo quería mucho- que sin ser radical, era un gran Illista. Y cuando el esplendor del Güemes íbamos a una parrilla vecina: "Fechoría". Su dueño la cerraba cuando ambos iban. Así que recuerdo a Favaloro hablando de su experiencia, y él escuchaba con atención lo que mi padre le explicaba tanto de lo médico, lo sociológico, de lo psicológico, de la relación paciente-médico, que no es una relación meramente técnica. Entonces se contaban anécdotas entre ellos, fui testigo.

¿Fue Intendente de Cruz del Eje?

-No; entre el 36 y el 40 fue Senador Provincial. Militaba en la línea sabattinista. Estoy leyendo un libro de César Tcach, sobre Amadeo Sabattini y Perón. Sabattini fue un personaje, lástima que la juventud no lo conozca. Ese autor es de un sociólogo que escribió sobre mi padre y sobre Sabattini.

Que no se dejó tentar por Perón…

Exactamente, Porque Perón lo mandó a llamar; Perón quiso afiliarse al radicalismo, así lo dice Tcach en el libro. Ni los peronistas conocen esto: Perón quiso afiliarse y Tchach tiene la documentación. No la muestra en el libro, pero lo dice; no tengo porqué no creerle. Es una historia interesante. Cuando Perón lo llama y le ofrece la vice presidencia, este le contesta: "usted sabe muy bien que yo no puedo ser vice presidente de un nazi"; se levantó y se fue". Así terminó la reunión.

¿Y después?

Sabattini era un hombre muy importante en Córdoba, en el norte, y en el país. Quería como candidato a gobernador a Santiago del Castillo.

El que acompañó en la fórmula a Balbín en el 58

Sí, lo conocí de chico. Y quería como Vice a Medina Allende que era un ingeniero de su línea. Entonces, la gente del norte de Córdoba lo va a ver a mi padre y le dicen: "no: el Vice gobernador tiene que ser usted ". En ese momento cuestionarle algo a Sabattini era temerario, nadie se animaba, era un personaje muy importante. Entonces va una delegación, no mi padre, aunque los autorizó. Amadeo era muy pícaro, de gran viveza criolla, cosa natural en algunos grandes hombres. Y él ya sabía, los estaba esperando. Fueron 7 u 8 en representación del partido Entonces le dicen que no podía ser Medina Allende, que los méritos los tiene don Arturo y ahí Sabattini se ve en una encrucijada; al proponérsele el nombre de Illia, él habla con mi padre tratando de que desista. Pero él no desiste: "son mis amigos, yo me debo a mis amigos". ¿Y sabe cómo se dirimió la situación? con una interna, la primera que le hacen a Sabattini. Y Don Arturo por primera vez le gana a Sabattini, por eso fue Vicegobernador de Córdoba del 40 al 43, con Santiago del Castillo. Y en 1948 es electo Diputado Nacional e integra el famoso "Bloque de los 44", en el que había tipos de envergadura: Balbín, Frondizi, Mercader, Yadarola, Santander, que era entrerriano.

Llega a la presidencia en 1963, acompañado por otro entrerriano, Carlos Humberto Perette ¿Porqué Balbín no quiso ser candidato?

Hay un gran interrogante y un gran misterio.

La gente de la provincia de Bs. As y particularmente Balbín, toman un dato importante de la realidad; en general esto no se dice, incluso por los propios dirigentes nuestros, o por desconocimiento o por omisión ¿Cuál es el hecho político trascendente que lo catapulta a mi padre a ser candidato por unanimidad en la Convención, con Perette? Era que mi padre fue electo Gobernador de Córdoba en marzo 1962, cuando Frondizi llama a elecciones. Entonces él le gana al peronismo mano a mano, sin proscripciones. Es un hecho que tengo registrado y trato de decirlo a la gente que no conoce el tema, e incluso dirigentes del partido. Es el antecedente inmediato de por qué mi padre adquiere jerarquía política importante. Y nunca tuvo en su mentalidad ni en su forma de ser: jamás ir por el atajo a ocupar un cargo. Por eso, cuando hablan de la proscripción del peronismo en el 63 y que por eso ganan los radicales es falso. Es cierto que el peronismo estaba proscripto en el 63. ¡Pero no lo estaba en el 62 cuando mi padre les gana mano a mano! Ocurre que después Frondizi no lo deja asumir e interviene la Provincia. Porque le hacen un planteo los militares y dice: "Illia no puede asumir". Era el pretexto para que no asumiera y anulan las elecciones de la provincia de Bs. As que ganó el peronista Andrés Framini.

Eso le costó la presidencia a Frondizi.

Sí, y ante ese hecho político evidente y la circunstancia de que en casi todo el país y en la preconvención del partido se instala de alguna forma la candidatura de mi padre, ya Balbín no lo puede parar.

¿Hay algo de cierto sobre que Balbín pensó que en esa elección no tenía posibilidad y por eso no insistió mucho?

Eso entra en el terreno de la conjetura y los interrogantes que decíamos. No puedo decir ni que sí, ni que no, porque no me consta. Siempre hablo claro y con hechos contundentes

El 28 de junio del 66 lo echaron a Illia y muchos dijimos: "por fin lo echaron a este viejo inútil". 20 años después, nos preguntábamos ¿por qué diablos lo echaron a Illia? Fue una presidencia que respetó como nadie la libertad de prensa, las garantías constitucionales. Un emblema de austeridad, de prácticas republicanas, fue el único que redujo la deuda externa, de 3.132 millones 2470. Sin inflación, había trabajo, buen ingreso, buenas cosechas, el país exportó. Fue el primer presidente ¡en épocas de Mao Tse Tung! que comerció con China. Se animó contra el pool de los laboratorios, con la Ley Oñativia; la ley de Salario Mínimo Vital Móvil y la cuestión Malvinas en la UN…

-Si. Y no fue por casualidad lo de Mao que usted menciona, sino un tema meditado, estudiado estratégicamente por don Arturo, sorteando la bipolaridad de entonces.

Tuvo un gran canciller, Miguel Ángel Zabala Ortíz

Pero en esto intervino después. Hay que situarse en esa época del mundo bipolar; fui a Rusia en el 64 y recuerdo la era de Kruschev, frente al mundo capitalista.

Recién en 1971 Nixon visita China, pero esto fue en la década anterior

Mi padre tenía un amigo en la ONU y había advertido dos cosas: una, que no teníamos buenos puertos, que necesitábamos también en el Pacífico. Por eso la entrevista con el Pte. Frey, procurando que Argentina tenga puertos en Chile. La segunda, sortear las dificultades con Chile y las que ex profeso fabricaban algunos militares. Mi padre sorteó todo eso con Frey, quien entendió lo que él quería hacer; que después lo hace Chile. Le decía: "necesitamos un puerto en el Pacífico y le ofrecemos uno en el Atlántico. Que ellos lo necesitaban para el cobre y por integración latinoamericana. Ya pensaba en los países asiáticos, futuros compradores de Argentina y de Latinoamérica: el futuro estaba en Asia. Eso fue lo que le dijo mi padre, no fue casualidad esa operación. Sin relaciones diplomáticas con China, sin moverse de la Casa de Gobierno, no teníamos nada. Hoy día viaja toda una delegación en la comitiva presidencial y además, gastan mucho. El contacto fue a través de un amigo en Naciones Unidas, a quien le dice: "tu conoces a Josué de Castro".

El brasilero ¿el del mapa del hambre?

Exacto; de "Geopolítica del Hambre" y "Geografía del Hambre"; él detentaba la presidencia de la FAO. Entonces Illia dice: "lo voy a invitar a Josué de Castro". Nadie sabía de esto, no lo comentó con nadie. Él había leído sobre Josué de Castro, que fue uno de los asesores de la Reforma Agraria de Mao. Vivió 7 u 8 años en China, ¡él era hombre! Vino al país y se reunieron en Olivos, presencié esa audiencia, estaban Josué de Castro, mi padre y yo. Nadie más.

Josué de Castro era una personalidad mundialmente conocida

Sí, y mi padre le dice: "¿se pueden vender a China nuestros cereales?" Esto ya lo sabía de Castro por ser brasilero; entonces sorprendido -no esperaba esa pregunta- responde: " a China véndale el país entero que se lo va a pagar en libras esterlinas al contado, a través del agente financiero chino ¿Y sabe cuál es el agente financiero chino? el Banco de Londres de Hong Kong" Lo que les estoy contando es geoestratégicamente importante, en la China de Mao, el agente financiero ¡era el Banco de Londres de Hong Kong!

En criollo: Mao era comunista pero no estúpido

Es lo que quería decir. Finalmente el mismo de Castro va a China y arma la operación. Luego intervienen el canciller Zabala Ortíz y un hombre importante que fue de gran significación para la gente del Agro; Presidente del INTA y Secr. de Agricultura y Ganadería: Walter Kugler, él fue el que hizo el operativo con China a través de la Junta Nac. de Granos . Y les voy a contar una cosa importante que tampoco se sabe. Cuando se enteran de esto los grandes exportadores argentinos: Bunge y Bhorn, Dreyfus, Continental, claro, ponen un grito en el cielo. Porque ellos no sólo no lo sabían, sino que tampoco tenían lazos con China pero lo podían hacer a través de la triangulación; armaban el broker en China, India o el que fuera.

Rápidos de reflejos

Muy rápidos. Y entre ellos estaba Jorge Born a quien mi padre llama. Cuando se enteran, piden una audiencia urgente y les dice: " los iba a llamar para decirles que hemos entrado en esta empresa; es una gran cosa para la Argentina, reditúa a todos; casi tenemos hecho el convenio, pero queríamos llamarlos para que colaboren, respetando las instituciones del campo". Porque estos no eran del campo, eran los que compraban las cosechas anticipadas 10 años antes. Ellos saben bien como es la comercialización de productos que hoy rige. Hace poco escuchaba a la Presidenta, hablar contra los monopolios. ¡Estos son verdaderos monopolios que todavía subsisten y no los tocan! Y les dice Illia: "hemos puesto precio fijo a los productos". Era $ 8 el quintal, para que le quedara una rentabilidad al pequeño productor que era lo que él defendía para que esa renta fuera reinvertida. Eso explica la ampliación que hubo en la frontera agrícola: trigo, maíz, -no existía soja- lino, cebada; entre 1964 64 y 66. Illia les dice: "¿ustedes pueden mejorar este precio?" "No, de ninguna manera". "Entonces les doy la oportunidad de que propongan un precio así nos ayudan". ¿Por dónde venía la presión de los exportadores? El punto flojo era no tener capacidad de silos para esa exportación.

En esa época existía la Junta Nacional de Granos.

Sí, pero los silos los tenían los exportadores, entonces, había que zafar de eso. Vuelven y dicen: $ 5 "No -dice mi padre- si el Estado paga 8 al productor ¿cómo va a venderles a ustedes a cinco? Tomen en cuenta lo que digo, hagan una mejor propuesta. Si no ¿qué rentabilidad va a haber para el productor?" ¡El productor! Y vuelven con una última propuesta de 5,50. Illia les dice: "muy bien, de esto se encargará el gobierno solo" Y ahí se acabó la conversación: el gobierno, aún sin capacidad silera, se organiza con la Junta Nac. de Granos y se embarcan los granos, a pesar de nuestros malos puertos. Los chinos, ponen los barcos, pagan el flete y saldan la compra en libras esterlinas al contado, a través del Banco de Hong Kong. Se le paga 8 pesos al productor, se expande la capacidad de producción del sector agropecuario argentino. Esto está en los datos, es la realidad. No hablo de algo que no sea real y concreto. Y se hizo con éxito; una concepción geoestrategia magnífica. Hoy China es el boom mundial, pero 45 años antes, don Arturo Illia lo había hecho.

Esto explica la desinformación que teníamos por entonces. Illia fue víctima de una pinza: los militares, la CGT, la prensa. Pero él nunca dijo: ¿Qué te pasa Primera Plana? Hubo un respeto total a la prensa, aún cuando se le iba la mano a Landrú, p. ej. Él y muchos que después se arrepintieron...

Tengo una carta del subdirector de "Primera Plana", Ramiro de Casasbellas donde dice que fue engañado por Jacobo Timerman quien estaba en el complot del golpe y manejaba "Primera Plana", con 2 señores; uno vive. Es Mariano Grondona, a quien se lo dije públicamente y me ha pedido mil disculpas. Y le digo: "con las disculpas no va a reparar el daño que le hizo al país".

Fue el redactor del Comunicado 150 de Campo de Mayo, cuando lo derrocan a Illia

Grondona era uno de los redactores de "Primera Plana" y el otro era Mariano Montemayor. Los 4: Timerman, Montemayor, Grondona y Casasbellas, éste se disculpa de haber sido tan torpe y no haber entendido el proceso.

Y los laboratorios extranjeros

Con la corporación sindical-militar y los tontos que se prestaron al juego, más la prensa. Mi padre tenía un concepto muy alto de la prensa, la respetó. Nunca hubo un preso político, no hubo estado de sitio, libertad total, levantó la proscripción del peronismo. Y una cosa muy importante: esa Ley de Medicamentos decía en su art. 1 que el medicamento es un "bien social". Por primera vez en la historia se los trataba como un bien social. Única y última vez que se trata de ese modo, cosa que no pasa ahora.

El proyecto plasmado en la Ley Oñativia implicaba producir medicamentos que importábamos.

Sí y mi padre se reunía los miércoles con la Academia Nac. de Ciencias, con los Decanos de las Facultades -sobre todo de Medicina- por este tema de la Ley de Medicamentos. Quiero hacer un homenaje a los técnicos y científicos argentinos, trabajaron anónimamente. Porque mi padre no publicitaba las obras de gobierno; él tenía el ejemplo de Goebbels y el fascismo, entonces no utilizó la prensa; este era su concepto: "al gobierno lo juzgarán no por lo que dice sino por lo que hace". Era su concepción después de haber vivido en Alemania y Dinamarca y de haber conocido el fenómeno hitleriano.

Relátenos la escena que usted presenció el 28 de junio del 66 cuando vienen a derrocar a su padre y el diálogo que se produce entre él y los revolucionarios, porque es emblemático para la historia; significa el choque de dos argentinas que costó mucho superar.

Fue una noche infausta para la Argentina. Nosotros desarmados. Mi padre, ya el 20 de junio, Día de la Bandera en Rosario, sabía que el golpe venía y aquí debo homenajear a un gran General que no levantó su espada contra la Constitución: Augusto Caro. Era el 1er comandante del 2do cuerpo de ejército con asiento en Rosario. Por eso mi padre va a Rosario, fue apoteótico el recibimiento, ya la gente percibía el golpe. Caro jura respeto a la Constitución que representaba mi padre. Y le ofreció, ante cualquier evento, constituir su gobierno en Rosario. Lamentablemente Caro cae en una trampa de Pistarini que era Comandante en Jefe: lo hace venir a Bs. Aires. Mosquera, que era segundo de Caro, había estado en esa conversación y se había obligado también a respetar la Constitución si algo le pasara a su jefe. Pero se da vuelta, lo traiciona, lo meten preso a Caro y ahí se produce el golpe.

Horas antes del golpe, su padre lo destituye a Pistarini.

Exactamente.

¿Cómo fue aquella escena? Estaba Julio Alsogaray

Entra Julio Alsogaray en nombre del Comandante en jefe a derrocar la Presidente de la República. Illia le dice: "el Comandante en Jefe del Ejército por la Constitución, soy yo. Y usted lo único que es, un bandido que entra de noche, un salteador nocturno" y otra serie de cosas. Intervienen otros personajes que cobran notoriedad -no precisamente por obras buenas- como Luis Premolí.

Que después fue asesor de Amalita Fortabat

Y un poco más que asesor. Ellos tienen la responsabilidad, son verdaderos traidores a la Patria. A Prémoli yo lo quise tirar por la ventana. No teníamos armas, ni un matagatos. Y debo hacer otra reivindicación: hace poco me llamó el Jefe de Granaderos para un almuerzo; voy a ir al Regimiento, tengo buena relación con ellos; hice el curso de Defensa Nacional. No tengo por qué no tener una buena relación con los militares, porque esto fue un grupo.

Y mi padre les dice: "ustedes son un grupo sublevado, no representan a las fuerzas armadas, son salteadores nocturnos que se han enquistado acá". Eran nada más que un grupito.

Una de las versiones dice que en determinado momento le dice a Illia: "yo represento la fuerza" y él le contesta "es lo único que tiene"

Sí, y ahí atrás estaba Fonseca, Osiris Villegas que era el cerebro, Onganía al que ponen de títere, Imas y otros más. La cuestión es que Alsogaray titubea y lo trata de: "Señor Presidente..." Le había dicho: Señor Presidente lo voy a derrocar. Titubea porque es un cobarde. Mi padre le dice: "usted mano a mano no se anima a lo que hace por las armas". Y mi padre lo echa, él era un tipo muy valiente. Y a las 5 y media de la mañana entra Perlinger de civil, ya era coronel retirado. Mi padre le dice: "usted es un desconocido" y lo echa. Después a la media hora viene Perlinger con la infantería de la Policía Federal y lo desalojan.

Perlinger después muchos años se arrepiente de eso y pidió disculpas públicas, por escrito.

Dice en su carta que después se hace demócrata. Esta es una interpretación mía: si no hubiera habido "1966", lo más probable que no hubiera habido "1976".

Recordamos la escena, cuando a Illia se retira acompañado de mucha juventud. Fue uno de los pocos presidentes derrocados que no fue preso, se fue a su casa.

Mi padre no tenía casa. No tenía un metro cuadrado en Buenos Aires. Se fue a la casa de un hermano y después se fue a vivir a mi casa en Cruz del Eje, que hoy es Museo Nacional.

Comentá la nota