El lealtímetro pingüino

Sergio Massa (Tigre)

El jefe de Gabinete nacional se diferenció de Kirchner en la campaña local, mostrando solamente a su mujer, Malena Galmarini, lo que le posibilitó a la lista local tener una diferencia de 14% arriba sobre Kirchner.

D. Giustozzi (Alte. Brown)

El intendente fue otro que se separo del Go-bierno nacional a la hora de hacer campaña, así como de repartir la boleta, ya que a nivel local se alió al progreso social, lo que le dio un margen de 10 puntos arriba de la lista K.

Hugo Curto (Tres de Febrero)

Colocó a su esposa, Marta Burgos, a nivel distrital. No se mostró incondicional a Kirchner desde la primera instancia. Ganó a nivel local por un 34,98% de los votos, utilizando la boleta Progreso Social. El ex presidente perdió por el 30,98%.

Juan J. Mussi (Berazategui)

Uno de los hombres fuertes del Conurbano entendió que pegarse con Kirchnner significaba perder escaños en el Concejo Deliberante. Por este motivo, su hijo y candidato, Patricio Mussi, se diferenció del ex presidente por más de 16 puntos.

G. Pulti (G. Pueyrredón)

Era uno de los candidatos que no querían ir en las testimoniales, pero a base de grandes transferencias de fondos y obras para Mar del Plata, aceptó. A nivel local jugó con Concertación Vecinal Marplatense y Acción Marplatense, que le posibilitó ganar en la Ciudad Feliz, no así a lista kirchnerista, que salió tercera.

F. Gray (Est. Echeverría)

Quien fue el hombre de confianza de Alicia Kirchner en el ministerio de Desarrollo Social obtuvo 5 puntos más que la lista del ex presidente en el populoso distrito del sur del Conurbano, debido a que sumó 16 puntos de la lista local de Progreso Social.

Pablo Bruera (La Plata)

El intendente de la ciudad capital jugó muy fuerte separándose de la imagen de Kirchner durante toda la campaña, lo que le significó el enojo del gobernador Scioli, como así también la furia del ex presidente, que mandó a los medios de comunicación locales avisos donde los mostraban juntos. Bruera, a través de su partido Renovador platense, le posibilitó a su candidato y hermano Gabriel Bruera ganar por 34%, no así a Kirchner, que salió tercero, con el 21% de los votos.

Alejandro Granados (Ezeiza)

Uno de los hombres fuertes de la Tercera también jugó su propio juego. Aunque Kirchner ganó por el 49,44% de los votos, a nivel local Granados obtuvo el 60,11%, al sumar la boleta de Progreso Social.

Luis Acuña (Hurlingham)

Aunque este intendente fue testimonial, no quiso poner en riesgo su distrito y jugó con la boleta de Progreso Social; obtuvo siete puntos más que Kirchner a nivel local.

G. Cestona (Gral. Belgrano)

Otro intendente del interior que le dio la espalda al Gobierno nacional. Repartió boletas ya cortadas, lo que le permitió obtener un triunfo en su distrito por el 37,67% de los votos, aunque Kirchner salió tercero, con el 26,69%.

Enrique Slezack (Berisso)

Otro de los intendentes testimoniales que utilizaron la boleta de Progreso Social para poder obtener la victoria a nivel local con el 35,5% de los votos. En Berisso ganó Unión-Pro.

Mario Secco (Ensenada)

Otro bastión justicialista donde ganó Union- Pro. Pero a nivel local el candidato testimonial obtuvo la victoria con el 47,78% de los votos. Mientras que Kirchner perdió con el 33,50% de los sufragios. Una diferencia de casi catorce puntos.

Randazzo/Franetovich (Chivilcoy)

Aunque Kirchner ganó por amplio margen en una localidad del interior, casi impensado por el conflicto con el campo, el delfín del ministro del Interior, Ariel Franetovich, sacó ocho puntos más que la lista de diputados nacionales.

Humberto Zúccaro (Pilar)

Aunque es un ferviente defensor del ex presidente, llamativamente, en su distrito hubo un 8% de corte de boleta. Esto le permitió ganar a nivel local, con el 46,68% de los votos, mientras que Kirchner obtuvo un segundo lugar, con el 38,25%.

Baldomero Alvarez (Avellaneda)

La lista del FpV de diputados nacionales obtuvo un triunfo reñido: solamente dos puntos de diferencia (33,71%) con Unión-Pro. Pero a nivel local el intendente jugó con la lista de Progreso Social, que le dio el 37,18% de los votos. Es decir que hubo una diferencia de aproximadamente 4 puntos.

Darío Díaz Pérez (Lanús)

Este nuevo intendente tuvo su primer traspié electoral. Perdió tanto a nivel local, con el 32,72% de los votos, como con la lista de diputados nacionales, con el 31,98%. Aunque no pudo ganar, utilizó a nivel distrital la boleta Progreso Social, que le sumo 5 puntos, si no, la derrota habría sido peor.

Osvaldo Amieiro (San Fernando)

Otro intendente testimonial que utilizó la boleta de Progreso Social para ganar a nivel local, con el 31,20% de los votos. Kirchner perdió, con 29,89% de los votos frente a Unión-Pro, que obtuvo el triunfo con el 43,06%.

Daniel Di Sabatino (San Vicente)

Ganó a nivel distrital con el 33,19% de los votos utilizando la boleta de Progreso Social. Kirchner perdió, con el 31,46%, frente a De Narváez, que obtuvo el 40,48 % del electorado.

Aníbal Regueiro (Presidente Perón)

Aunque ganó Kirchner en su distrito por el 45,79% de los votos, este nuevo intendente utilizó a nivel distrital la boleta de Partido de Ciudadanos Libres para el Cambio, que le permitió sumar 4 puntos y obtener casi el 50% del electorado.

J. Carilino (Malvinas Argentinas)

Otro intendente al que no le seducía mucho las candidaturas testimoniales, aunque ubicó a su hermano Roque como senador de la Primera sección electoral. Kirchner ganó con el 41,86%, mientras que a nivel local, con la ayuda de la lista de Progreso Social, Carilino obtuvo el 44,87% de los votos.

A. Descalzo (Ituzaingó)

El hombre fuerte del Conurbano logró una victoria holgada a nivel local, con el 30,82% de los votos, utilizando la boleta de Progreso Social, aunque Kirchner perdió por 40

centésimas.

Julio Pereyra (Florencio Varela)

Candidato testimonial. Presidente de la FAM y uno de los incondicionales del Gobierno nacional. Kirchner obtuvo una victoria por más de 15 puntos frente a Unión-Pro, con el 47,56% de los votos, y a nivel local Pereyra ganó con el 46,48% del electorado.

Francisco Gutiérrez (Quilmes)

Candidato testimonial. Kirchner ganó con el 35,71% de los votos. A nivel distrital obtuvo un triunfo con el 37,54%.

Jorge Rossi (Lomas de Zamora)

Fue un hombre de estrecha confianza de Duhalde, aunque fue candidato testimonial en esta elección. Obtuvo un importante triunfo de Kirchner, con el 36,25 % de los votos, aunque a nivel local perdió por el 22,21%.

Raúl Othace (Merlo)

Hombre fuerte del Conurbano, candidato testimonial. Hizo ganar a Kirchner por el 39,49%. A nivel local lo hizo por el 38.94%.

Andrés Arregui (Moreno)

Candidato testimonial, hombre de Mariano West. En su distrito Kirchner ganó por el 40,52%, mientras que a nivel local obtuvo un triunfo por el 38,91% del electorado.

Mario Ishii (José C Paz

Otro de los intendentes fuertes del Conurbano, candidato testimonial.

La lista de Kirchner obtuvo el 52,28%, dándole mas de 26 puntos de ventaja sobre Unión-Pro. A nivel local obtuvo un holgado triunfo, con el 55,65% de los votos.

Fernando Espinoza (La Matanza)

El hombre de Balestrini obtuvo la victoria de Kirchner por el 42,61%. Aunque se esperaba una mayor ventaja para el Gobierno nacional, ya que obtuvo 11% más que Unión-Pro. Kirchner calculaba una diferencia de más de15 puntos para poder ganar en la Provin-cia. A nivel local, Espinoza obtuvo el

triunfo con el 44,15% de los votos.

Comentá la nota