En el Día de la Lealtad el PJ homenajeó a Antonio Cafiero, quien llamó a un "peronismo unido"

En un acto plagado de liturgia peronista que se llevó a cabo en el Teatro Argentino de la ciudad de La Plata, y aprovechando el marco de una nueva conmemoración del Día de la Lealtad, el Partido Justicialista declaró Ciudadano Ilustre de la provincia de Buenos Aires al histórico dirigente Antonio Cafiero, en un cónclave que contó con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex mandatario Néstor Kirchner.
Además de los ya mencionados, el acto estuvo presidido también por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el vicegobernador y titular del PJ de la Provincia, Alberto Balestrini, y el titular de la CGT, Hugo Moyano. Ya anteriormente había corrido la versión de que la Presidenta, recién llegada de un viaje oficial por la India, podría formar parte del acto de este sábado.

El encuentro comenzó con un traspié, porque algo falló en el sonido y el Himno Nacional Argentino debió ser cantado a capela, guiado por el locutor oficial del acto que, de buenas a primeras, debió oficiar de improvisado cantante en la ceremonia.

El primero en tomar la palabra, luego de la encendida ovación de la militancia presente, fue Alberto Balestrini, quien señaló que, por poder formar parte del homenaje a Cafiero, "la vida política ya me ha dado todo". "Todos los senadores coincidieron en que había llegado el momento de hacerle un reconocimiento" al ex gobernador bonaerense, señaló Balestrini, destacando que la iniciativa fue aprobada "por unanimidad" de los legisladores.

También hubo un emotivo aplauso para los "compañeros" de Berisso y Ensenada que formaron parte de la gesta del 17 de octubre de 1945, presentes en el teatro, y a quienes Balestrini mencionó uno por uno.

Del acto formaron parte además funcionarios nacionales, provinciales, intendentes, legisladores, gremialistas y agrupaciones políticas. Tampoco faltaron durante la tarde las menciones a Leopoldo Marechal, Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz, intelectuales notables que en su momento acompañaron al peronismo; y, en otro plano, las dedicatorias a Clarín en clave "maradoniana", esto es, haciendo referencia a las últimas declaraciones del DT de la Selección tras el partido con Uruguay.

Por su parte, el gobernador Scioli destacó que la presidenta Cristina Fernández hubiera adelantado su viaje para formar parte del homenaje, y ponderó además la "influencia positiva" de Néstor Kirchner, quien, según su visión, "inspira a todos los peronistas".

También señaló que Cafiero fue "el primer gobernador peronista desde la recuperación democrática", resaltando además la renovación de su mandato como presidente de la COPAL (Comisión de Partidos Políticos de América latina y el Caribe).

Cafiero llamó a un "peronismo unido"

A su turno, y fuertemente ovacionado por el público, Cafiero aclaró ser "demasiado pequeño en la tumultuosa historia del peronismo", por lo que dejó clara su intención de homenajear "a todos los luchadores del peronismo, a los que dieron su vida".

"El peronista que no sabe soñar no es peronista", enfatizó el también ex senador nacional, quien además calificó a la etapa de la resistencia peronista luego del golpe de estado del ’55 como el período más "glorioso" del movimiento. También subrayó que el peronismo "causa curiosidad en los centros intelectuales del mundo", haciendo notar también que el movimiento no fue fundado por intelectuales, sino que "nosotros primero hicimos el partido y después empezamos a escribir los libros".

Además, y ya en un plano más distendido, Cafiero señaló que "los gorilas son una raza zoológica en extinción", tras lo cual se permitió soñar "con un siglo XXI peronista".

"Como decía (Juan Domingo) Perón, cuando nos ven pelear en realidad nos estamos reproduciendo", bromeó el ex gobernador.

"Tenemos que buscar la unión del peronismo", resaltó Cafiero, para después aclarar, en referencia a sectores del PJ Disidente, que "estos tipos con guita no son peronistas. Han aprendido dificultosamente a cantar la marcha".

El turno de Cristina

En tanto, la presidenta Cristina Kirchner aclaró que subió al estrado no para hablar como jefa de Estado, sino para hacerlo como "compañera". "Sólo a través de la política se pueden hacer las grandes transformaciones", consideró.

Además, reconoció que, en muchos dirigentes de su generación, "había cierto desdén por las formas democráticas", aunque "luego aprendimos que la democracia es un instrumento esencial, porque qué cosa más importante que la voluntad popular".

"El gran desafío que tenemos en el siglo XXI es la reforma política, y que los partidos se democraticen", exclamó la mandataria, quien también expresó que la discusión actual es "entender si la sociedad va a ser gobernada por las corporaciones o por los partidos políticos".

En igual sentido, la Presidenta señaló que "hay dos modelos de país: el de los que miran para afuera para que les digan qué hacer, o quienes queremos un modelo nacional y popular". (www.agencianova.com)

Comentá la nota