Lazzaro fundamenta la nueva ley en la asignación democrática del espectro radiofónico del país

El coordinador general del COMFER, Luis Lazzaro, está convencido que la sociedad argentina necesita de una nueva norma que regule los servicios de comunicación audiovisual y valoró como trascendente para la democracia que hoy la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, remita el proyecto de ley que se debatió en todo el país y que comenzara a discutirse en el Chaco.
El 18 de marzo se presentaron las bases de la propuesta para la nueva ley en el Teatro Argentino de La Plata y luego se promovieron 23 foros donde participaron más de 10.000 personas donde se decepcionaron más de 1.200 aportes entre las opiniones directas, documentos, materiales entregados y casi 50 artículos. "Creo que se ha hecho un trabajo muy importante", subrayó.

Los tres ejes

"Hay tres cuestiones que entiendo son centrales: la asignación democrática del espectro radioeléctrico, entendiendo por esto pluralismo y libertad de expresión porque tenemos dos fallos de inconstitucionalidad por haber excluido a los actores sociales de la comunicación; tenemos un espectro saturado por una ley que no reconoció la licencia independiente de las FM", apuntó.

En ese sentido dijo que luego hubo "un reconocimiento de hecho a un caos que ya se había producido, que no había legitimidad para ordenar esta situación y esperamos poder hacerlo con criterios y pluralistas".

También establecer una autoridad de aplicación verdaderamente con la democracia y federal. "Hoy tenemos un comité que está intervenido por el Poder Ejecutivo para que fuera dirigido por las Fuerzas Armadas, que no tiene representación parlamentaria y no tiene representación de las provincias", marcó.

Al respecto dijo que tiene "un concepto verdaderamente público y no gubernamental de los medios del Estado nacional, y ojalá que esto se refleje después hacia los medios provinciales o municipales.

"Finalmente un principio de competencia y diversidad en materia de sector privado, a nivel nacional y a nivel internacional. Con un límite de 10 licencias a nivel nacional, de 3 en el orden local, un 35 por ciento del mercado y terminar con la superposición de la plataforma de distribución y la producción de contenidos", señaló.

Entiende Lazzaro que el problema de la concentración en la Argentina "era no solamente un fenómeno horizontal donde una empresa tenía otras dentro del país, sino también integración en los contenidos".

En tal sentido dijo que "toda la legislación internacional, en Europa y en Estados Unidos de América del Norte es muy estricta con un solo propósito: evitar que la concentración termine asfixiando la libertad de opinión y la posibilidad de una opinión crítica".

Las expectativas

"Estamos esperando con mucha expectativa el anuncio de la presidenta, y de la visita del relator de Libertad de Expresión de Naciones Unidas que pidió acompañarnos en este evento, que ha manifestado que le parece que el caso argentino es inédito", apuntó.

Sin embargo ese funcionario destacó -según Lazzaro- el modelo participativo de debate de la propuesta que tomó el Poder Ejecutivo Nacional para elaborar el proyecto de ley que se enviará al Congreso y que tiene "tanto impacto social y que es un ejemplo, tanto por la metodología de trabajo como por el contenido".

También recordó que hoy se cumplen 5 años del lanzamiento de los 21 puntos Básicos por el Derecho a la Comunicación de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, cuyo espíritu animó la redacción de esta propuesta.

"A mi me parece que hubo un enorme mérito de esta metodología para que amplísimos sectores de la sociedad y de la opinión pública hoy entiendan la necesidad de actualizar esta legislación, de encarar una etapa democrática y ponerle fin a la arbitrariedad de los mercados concentrados que en los años ’90 generaron grandes grupos comunicacionales", remarcó.

Eso dijo "no le han hecho bien ni a la actividad en términos de libertad de expresión".

Comentá la nota