Lavandeira: la obra pública generó crecimiento ganadero

"San Luis está preparada para recibir inversiones". El ministro del Campo hizo un balance del último año de su gestión y ratificó que "se premiará la inversión".

La cantidad de hacienda en la provincia creció cuatro por ciento en el último año, mientras que en el resto del país cayó 5 puntos. Para el ministro del Campo, Sebastián Lavandeira Muñoz, el 90% de la expansión ganadera local lo generó la obra pública del gobierno puntano y que ello explica que las inversiones agropecuarias llegan porque "San Luis está preparada" para recibirlas.

"Premiamos la inversión", sintetizó el joven veterinario cuando antes de iniciar la entrevista con El Diario de la República ensayó un título para lo que fue en parte un balance del último año de su gestión.

El ministro ya piensa en un 2010 con cinco frigoríficos en plena faena y más créditos blandos para pequeños productores, pero se queja por la incertidumbre del rumbo nacional para el agro: "La provincia no puede salir a subsidiar las economías que destroza la nación".

La relación con la administración de Cristina Kirchner no es de la mejor: "En el Consejo Federal Agropecuario no se discuten los problemas del campo, sino cómo acompañar al gobierno nacional a cambio de pagar deudas provinciales".

- ¿Hacia dónde se orientó su gestión en el último año?

La gestión del ministerio se basa en acompañar la política de desarrollo del gobierno y está vinculado con un plan plurianual de obras públicas. El 90% del crecimiento que refleja la ganadería en San Luis lo genera la obra pública.

El concepto de la provincia de producir optimismo con progreso y desarrollo fue castigado por la política agropecuaria nacional; el plan más exitoso del gobierno de los Kirchner es manipular la economía generando desconfianza.

Sin embargo, el campo de San Luis ha progresado; los productores supieron mantenerse y están llegando inversiones importantes. La provincia creció porque está preparada.

Las dos políticas oficiales locales para el desarrollo agropecuario se basan en infraestructura y planes de incentivos con exenciones impositivas a cambio de inversión. A ello se le atribuye el movimiento y crecimiento del sector.

La obra pública provincial en su mayoría fue destinada al sector agropecuario, como los diques, acueductos, autopistas, redes eléctricas nuevas y frigoríficos.

- ¿Cómo se vincula esto con las políticas nacionales?

En las dos únicas reuniones del Consejo Federal Agropecuario, San Luis fue la única provincia que se manifestó con independencia. Se pidió liberar las exportaciones del agro, revisión del Impuesto a las Ganancias, especialmente en ganadería, que tributa varias veces el mismo bien; un plan similar al de la provincia con exenciones impositivas nacionales a cambio de inversión; disminución gradual de las retenciones en todos los cultivos y que se coparticipen con las provincias; que el ONCCA dependa del Ministerio de Agricultura y cese con las persecuciones a productores.

San Luis tiene 1,5 millón de hectáreas ganaderas bajo promoción por ley vigente desde hace 15 años, libre de impuestos provinciales, pero pagan los tributos nacionales, que son los más caros y los que se llevan un buen porcentaje.

Las reuniones del CFA fueron muy desagradables porque vimos a muchas provincias amordazadas por su necesidad de dinero nacional. El sector agropecuario en esa mesa no discutió el problema del campo, sino que se habló de cómo acompañar a este gobierno nacional a cambio de que pague las deudas provinciales.

El sentido de esos encuentros fue tratar de apartar las voces independientes y negociar con las provincias amigas.

Las discusiones en el CFA deben ser políticas y técnicas, pero la necesidad más urgente es técnica. Pero las decisiones políticas no se entienden, porque no se sabe, por ejemplo, qué hacen con la plata de las retenciones; sólo distribuyen a los amigos y subsidian a los feedlots, frigoríficos, molineras y aceiteras más grandes, distorsionando la economía porque deja fuera del sistema a todas las Pymes por su costo operativo más alto y porque no reciben subsidios.

Comentá la nota