Lavagna tomó distancia de la estrategia oficial

Hay que esperar a ver de qué nivel son las tasas de interés de los bonos en esta nueva oferta, porque allí puede estar la desmejora con respecto del canje que hicimos nosotros en el 2005".
Con esta frase, Roberto Lavagna, tomó distancia de la nueva propuesta que el Gobierno anunció ayer que le hará a los tenedores de bonos que no ingresaron al canje cuando él estaba al frente de Economía. Lavagna, que se mostró satisfecho porque el Gobierno reconoció que debe respetar el doble cerrojo que se impuso tras el canje del 2005, señaló que le parece un error que el país vuelva a endeudarse. "Este tipo de operaciones abre puertas para colocar capitales, pero sería un error que el Gobierno decida endeudarse en lugar de continuar con la política que se había impuesto en el 2005 de reducir el nivel de endeudamiento de la Argentina". Y recordó: "A nosotros a los diez minutos de haber cerrado el canje nos llovían las ofertas para endeudarnos, y todas eran con tasas de interés muy inferiores al 10%, pero no las aceptamos porque el planteo era que el país tenia que seguir reduciendo deuda, no incrementarla".

El ex titular deHacienda criticó también la decisión del Gobierno de no incluir a bancos locales en la operación del canje de la deuda. "Lo que me extraña es que en esta nueva oferta de canje de la deuda no participe ningún banco local", dijo, y precisó que "nosotros cuidamos mucho de que a los tres bancos internacionales se les unieran también bancos que operan en el mercado local: en aquella oportunidad fueron el Banco Nación, el Galicia y Banco Francés". Pese a las críticas, Lavagna consideró que "algunos bonistas van a estar intersados en aceptar esta nueva propuesta". Y destacó que el ministro de Economía, Amado Boudou, habló ayer de "suspender" la ley cerrojo, no de derogarla. "Esto le da a entender a los bonistas que no habrá otra oportunidad", señaló

Comentá la nota