Latorre le bajó el tono a su disputa con Lole y negó haber sido amenazada.

Latorre le bajó el tono a su disputa con Lole y negó haber sido amenazada.
La senadora Roxana Latorre prefirió ayer bajarle los decibeles a la polémica que se generó con su líder político, Carlos Reutemann, y desmintió las versiones de que había recibido amenazas. Desde su entorno aseguraron que el tema estaba "sobredimensionado" y rechazaron los rumores sobre supuestas presiones.
Las versiones habrían surgido porque la Policía Federal dispuso ayer colocar un patrullero en la puerta de su casa en Rosario. Sin embargo, allegados a la senadora creen que se debe "al clima enrarecido" y que es un "sistema común de protección de los senadores".

Latorre quedó distanciada de Reutemann porque suscribió un dictamen de comisión en el Senado que habilitaba el tratamiento en el recinto de la prórroga de las facultades delegadas. "El hizo la estrategia que más le conviene, no le quedaba otra", sostiene una persona que conoce a fondo al ex piloto de Fórmula Uno. "Igual siguen los dos formando parte del interbloque Federal", agregó. "Tenían que descomprimir la situación, para que el Lole no quede pegado", aseveró otra fuente del Senado.

Quienes lo conocen, afirman que Reutemann estaba "muy conmocionado" por la difusión que el tema tuvo en la provincia de Santa Fe, donde él quedaba directamente pegado a la decisión de su colega, y por eso tomó la decisión de romper el bloque. "Yo estaba segura de que el oficialismo contaba con los ocho votos necesarios, por eso lo firmé. Pero es un error que jamás volvería a hacer", repite ahora Latorre, quien aclara que Reutemann no estaba enterado de su decisión: "No le consulto sobre técnicas legislativas". "Es su decisión, veré cómo salgo de esta", le describió la senadora a los propios, e insistió en que seguirá votando siempre "en línea" con él y que lo sigue considerando como "el mejor candidato" para las presidenciales de 2011.

Para Latorre, la polémica es parte de las internas que siempre surgen dentro de las filas del reutemismo. "Con el Lole laburás sin red", suele repetir la senadora, que esta vez considera que su par "sobreactuó".

En medio de los cruces, desde el Senado destacaron que el jueves Reutemann tuvo su propio "error": no bajó al recinto para votar en contra de los superpoderes limitados pese a que había pronunciado su rechazo. Los defensores de Latorre dicen: "Si lo de ella fue una torpeza, lo de él también".

Comentá la nota