Lassiar-Filippini: segundos afuera, tercer round

0223.com.ar publica una nota enviada este lunes a la redacción de este vespertino digital por el concejal kirchnerista, Carlos Filippini. El edil salió al cruce de un comunicado del vocero de los empresarios del transporte público de pasajeros, Claudio Lassiar. A continuación, el texto completo.
CHICANAS DEL NUEVO VOCERO DE VIEJOS CONOCIDOS

El respetable periodista Claudio Lassiar se ha internado en el juego de tratar de fijarle normas de conducta política a un concejal (en este caso, a mi), con elucubraciones sobre la forma en que debería ejercer mi función en los meses de mandato que me quedan.

Esta actitud me estaría dando el permiso implícito de referirme a su función de vocero aun sin haberlo sido nunca ni conocer el oficio, pero por respeto a la ciudadanía que me ha elegido para que controle y regle el manejo de la cosa pública, no he de hacerlo.

Solo pondré, como referencia, que aunque ambos hemos sido elegidos para una función mi banca es un préstamo del pueblo, en tanto su puesto de trabajo es un contrato con un grupo de interés económico, el cual lleva décadas sin destacarse especialmente por su sensibilidad social y respeto por la transparencia del servicio público que prestan.

Habiendo dejado lo más en claro posible que defendemos intereses distintos, considero necesario aclararle al señor Lassiar algunos puntos de su respuesta.

Las Empresas del transporte público invierten de su peculio, es cierto esto, pero recordemos que con rentabilidad asegurada por la tarifa. ¿Cuántas empresas de nuestro país tienen asegurada su rentabilidad?

En lo que se refiere al Sistema Único de Boleto Electrónico (S.U.B.E.) vale aclarar que ya funciona en las líneas de subtes A, B, C ,D, E y H; en los ferrocarriles Urquiza (estaciones Lacroze, Lynch, Lourdes, Tropezón, Bosch, Martín Coronado, Rubén Dario, Ejército de los Andes, Lemos) y Belgrano Norte (estaciones Retiro, Aristóbulo del Valle y Boulogne); y en las líneas de colectivos 5, 8, 50, 61, 62 y 101 y con resultados más que positivos. (Para más información consultar www.sube.gov.ar, así como diversos artículos de prensa sobre el tema de medios capitalinos).

Debo ratificar además que los anuncios Presidenciales para Mar del Plata sí se concretan: alumbrado, asfalto, mejora en plazas, escolleras, dinero para el dragado, remodelación del "Hogar Unzué", sustentabilidad económica del sistema educativo, subsidios al transporte dan prueba de ello.

"La única verdad es la realidad" dijo un sabio General.

Respecto a la instalación del nuevo sistema, se lo financiará, al igual que como se financió el actual (que se encuentra ampliamente amortizado), con el esfuerzo de los usuarios, ya que las Empresas no lo pagan de su peculio, sino que se lo carga a la tarifa. Como vemos, es cierto lo que afirma el señor Lassiar, "el sistema de transporte no lo paga Dios, lo pagan los mortales que lo usan".

No me manejo con correveidiles. Sorprende que califique a sus compañeros de la prensa, como "correveidiles", ya que todo lo acontecido en la Comisión de Transporte a la que no pude asistir, fue recogida por los distintos medios de difusión y en lo que a ello hace, coinciden con mis dichos. Tengo colaboradores a los cuales elijo por su capacidad. Probablemente este vocero tenga vistos, por su profesión y a lo largo del tiempo que lleva ejerciéndola, muchos correveidiles, pero debe quedarse tranquilo que de esos no circula ninguno alrededor de mi banca.

Por eso puedo decir con toda tranquilidad que usted miente cuando afirma que la Municipalidad está obligada a "consensuar" según el pliego de bases y condiciones.

Y a su pregunta sobre "la frase "PREVIA AUTORIZACIÓN", no se refiere al consentimiento acordado?", también le puedo responder que NO.

Cuando alguien tiene el poder concedente, no requiere de ninguna manera la aceptación de la otra parte. O autoriza o deniega, aunque tamaña responsabilidad siempre tiene de su lado el sentido común que lleva a consultar y tratar de encontrar una solución acertada, y agotar los medios para que también sea consensuada.

Pero cuando se tiene el poder que las leyes otorgan y la postura del subordinado a dicha ley es caprichosa, ese poder deberá ser utilizado para evitar lo que el empresariado del transporte ha hecho, que ha sido retrasar en dos años (al menos) una solución imperiosa y acuciante, solo preocupado por la instalación de un sistema oscuro y obsoleto, teñido incluso de sospechas sobre que daría pingües ganancias.

Si hoy asumen no contar con un plan B, deberán plantearse entonces muy seriamente quien ha intentado imponer un plan B equivocado y ha llevado al punto de quiebre al plan A.

Plan B que además no demuestra ser un beneficio apreciable para el usuario que tanto dicen defender.

Usuario al que no defienden ni respetan cuando no le comunican a que hora pasará el colectivo en la parada más cercana a su casa; al que le llenan las unidades de publicidad (hasta ahora no declarada ni descontada del costo del boleto), al punto de impedirle al usuario saber si el colectivo que se acerca corresponde a la línea que necesita tomar; al que no le agregan adicionales en las horas pico, quedando en la calle trabajadores y estudiantes a la espera de que "pase el que viene atrás"; o, cuando es discapacitado, lamentan tener que otorgarle un pase gratuito.

Hubiera sentido una gran satisfacción, créame, de corazón se lo digo, si empezaba su nueva tarea tratando de corregir estas deficiencias. Pero solo puedo lamentarme de que no haya podido convencer de esto a sus empleadores y lo hayan enviado a insistir con un tema ya dos veces descartado.

También lamento que confunda un guiño personal con una medida de gobierno. Si bien en una empresa privada un gerente puede no tener ninguna necesidad de documentar sus órdenes, en el ámbito público hay que generar actos administrativos. Esto, ya que presume de saber la forma en que debería comportarme en mis últimos meses de mandato, también debería tenerlo en claro.

Una palabra del arquitecto Daniel Katz (aún cuando era titular del Ejecutivo Municipal) no es un acto de gobierno de la Municipalidad de General Pueyrredon si no se constituye como tal. Eso es Estado. Eso es Legalidad. Eso es Democracia. Y no lo que usted pretende interpretar en defensa de los beneficios económicos de sus empleadores.

Para finalizar, le recomiendo, porque no puedo pretender darle consejos a una persona de su experiencia, que no vea espionajes donde no los hay.

No hace falta "espiar" un programa de radio que se divulga públicamente, esa es una chicana barata, que desmerece al periodista, conductor y vocero, quien no debería olvidar que "el hombre es amo de sus silencios y esclavo de sus palabras".

A menos que usted adolezca de paranoia, lo cual no está en mis manos remediar, puede quedarse tranquilo y hablar sin presiones, tal como lo hago yo, que nadie lo está grabando para después contestarle. No es mi estilo y a esta altura de mi vida tampoco voy a recurrir a esa clase de prácticas.

Eso sí, aunque usted crea que tengo colaboradores que actúan por venganza, ninguno de ellos se llevará un tirón de orejas. Es que para que haya venganza debe haber ofensa previa y ninguno de los que me acompañan en esta grata tarea de trabajar por y para el pueblo ha sufrido ninguna de vuestra parte, hasta donde me consta.

Sin embargo, si usted ha ofendido a alguien que por tal motivo lo considere vengativo, puede hacerme llegar su nombre y apellido y las circunstancias ofensivas para poder considerar más seriamente la imparcialidad de su asesoramiento.

Considere mi despacho abierto, como lo ha estado siempre, para que, cuando usted lo desee, me acerque los planes que sus empleadores le han encomendado para resolver los problemas de frecuencias, costo del boleto, pases otorgados indebidamente, adhesión al S.U.B.E., cambios en la publicidad, rampas defectuosas, etc., etc.

Ah, y si es posible, el plan para que las monederas sean efectivamente controlables por el poder concedente, algo que hasta el día de hoy ninguno de los técnicos que explicaron su sistema de funcionamiento ha podido asegurarme.

Ingeniero Carlos Enrique Filippini

Concejal - Bloque FpV - PJ

.

Comentá la nota