Ahí Larrivoy.

VELEZ: El Bati se quedó practicando definición con Gareca: hace seis fechas que no la mete y quiere cortar la mala racha.
Joaquín Larrivey no baja los brazos pese a la racha que lleva de seis partidos sin convertir: "Me da bronca no poder meterla, pero estoy tranquilo: sé que puedo dar más y volver a ser el que era", tiró el delantero, quien ayer hizo trabajos de definición junto a Gareca, en los que debía "encarar al arco", según el pedido del DT. "Siempre me dice que encare porque sabe que puedo hacerlo", contó el nueve, quien aprovechó para resaltar la figura del entrenador: "Ricardo me aconseja que mantenga la calma y que tenga confianza. Su apoyo es muy importante y quiero devolverle dentro de la cancha lo que él me brinda fuera".

Mientras Barovero esperaba en el arco, el Bati recibía de espaldas al arco, con Pfund -zaguero de la Reserva- siguiéndolo de cerca. El objetivo, claro: girar y definir. Tuvo suerte dispar el delantero, quien busca así reencontrarse con la confianza perdida. "Sé que la gente me banca aunque las cosas no me salen bien, y eso me genera satusfacción. Le voy a devolver con goles el cariño que me están dando", prometió Joaquín, quien, una vez más, dijo que quiere quedarse en Vélez, aunque su préstamo del Cagliari vence en junio y no hay opción de compra. Igual, en estos días esperan a dirigentes italianos quienes se reunirán con los de Vélez para renegociar la situación. "Vélez es un club para quedarse a vivir", sintetizó Larrivey.

Comentá la nota