Larreta propone dos jueces para el Tribunal Superior y tensiona con Carrió

Larreta propone dos jueces para el Tribunal Superior y tensiona con Carrió

Otamendi llega de la mano de Garavano, enemigo de "Lilita". La Ciudad eligió a dos funcionarios políticos para el TSJ.

El gobierno porteño enviará a la Legislatura las candidaturas de Marcela de Langhe y Santiago Otamendi para ocupar los sillones que quedaron vacantes en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad. Ambos son actualmente funcionarios políticos en Nación y en el distrito capitalino.

Como anticipó LPO hace casi un año, los nombres para el máximo tribunal saldrían de un cuarteto que incluía también a Marcela Basterra y a Martín Ocampo. El accidentado paso de Basterra por la presidencia del Consejo de la Magistratura porteña la dejó afuera de la carrera a pesar de su trayectoria académica, mientras que a Ocampo la suspensión del River Boca.

La partida de Ana María Conde y José Casás puso en jaque la mayoría del oficialismo ya que Luis Lozano y Alicia Ruiz están lejos de Inés Weinberg de Roca. Sin embargo con la seguridad que le brindan los 34 votos propios, Horacio Rodríguez Larreta decidió enviar los pliegos de De Langhe y Otamendi, a pesar de que ninguno tiene línea larretista.

De Langhe es muy cercana a Guillermo Montenegro y trabó buena relación con el angelicismo como rectora del Instituto Superior de Seguridad. "Moti" Otamendi es íntimo de Germán Garavano, "Pepín" Rodríguez Simón sería otro de sus sostenes.

A pesar de que el nombre de Otamendi irritó a algunas diputadas nacionales de la Coalición Cívica, el partido acompañará con sus votos la propuesta de Larreta. Pareció una provocación: postulantes con buena relación con Angelici y Garavano, los hombres del presidente más repudiados por Elisa Carrió. Y tres candidatos que actualmente son funcionarios políticos.

¿Y el resto de la Legislatura? "No tenemos capacidad para proponer nombres, sí perfiles técnicos. Y el gobierno respetó los perfiles que para nosotros eran importantes", explicó a LPO Leandro Halperín de Evolución. "No queríamos abogados corporativos que representen a los núcleos privilegiados de nuestro país. Hubiésemos perfiles más independientes pero no depende de nosotros", agregó el legislador.

Por lo pronto hasta los propios diputados del macrismo se enteraron de las postulaciones a través de sus celulares durante la sesión de hoy. Y las caras fueron de sorpresa.

Sin embargo todas las fuentes consultadas por LPO coincidieron en que aún falta mucho tiempo para saber si Otamendi y De Langhe llegarán al TSJ. "Tiene cuestionamientos de varios lados, no está tan claro que salga", dijeron desde el peronismo a este sitio.

De Langhe junto a Esteban Bullrich, Carolina Stanley y Guillermo Montenegro.

"Es un tribunal que va a atender los delitos transferidos, su importancia va a ser mucho mayor a la del actual TSJ", subrayó un legislador opositor que sigue de cerca el devenir del máximo tribunal porteño.

"El oficialismo avanzó y le dio un mensaje a su interna", sintetizó otro opositor. En ese análisis, Mauricio Macri se impuso sobre Rodríguez Larreta, que no tendrá representantes "propios" en el tribunal.

"Son excelentes candidatos, no tengo ninguna objeción. Fueron excelentes jueces. Son personas con valiosos antecedentes, desempeñaron muy bien la judicatura. Si bien son funcionarios también son muy sólidos en áreas técnicas", le dijo a LPO el constitucionalista Andrés Gil Domínguez.

Coment� la nota