Larreta explotó la billetera durante las fiestas

El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hizo uso de la impunidad de las festividades para lanzar una serie de gastos multimillonarios. Cárceles, pañales, bicicleteadas, lavado de ropa, botas, plantas y carpas, son algunos de los gastos. La diferencia en los escenarios bonaerenses y nacionales.

Si hay un momento donde la sociedad centraliza su preocupación y la mirada en otros aspectos de la vida diaria, es en diciembre. La política lo sabe bien, el PRO lo sabe bien y por ello es uno de los meses que más utilidad le da para mover miles de millones de pesos en licitaciones en un lapso de pocos días.

Claro, cada realidad es bien diferente y con ello también se chocaron los cabecillas del partido amarillo. Por caso, la coyuntura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires demuestra su propia particularidad bastante distante con la del suelo bonaerense o la nacional.

Vale recordar lo que fue la semana del 13 de diciembre de 2017, cuando Mauricio Macri y María Eugenia Vidal intentaron avanzar en legislaciones polémicas para sus jurisdicciones.

En el Congreso de la Nación se debatía la reforma jubilatoria, acusada por la oposición como “el saqueo a los jubilados”. Mientras, en las calles aledañas, miles de manifestantes rechazaban la normativa. Todo acabó con detenidos, sospechas de infiltrados, destrozos y represión policial.

En la provincia de Buenos Aires el escenario no distó. El debate pasó por la reforma jubilatoria de los trabajadores del Banco Provincia y tuvo como condimento hasta a un intendente, el kirchnerista Mario Secco (Ensenada), irrumpiendo en la Cámara de Diputados. En ambos casos, la votación fue favorable a los gobiernos.

No obstante, tanto en Nación como en Provincia, tomaron nota de lo sucedido en aquella oportunidad. Diciembre no transcurre con la paz habitual de CABA. De esa manera, el traspaso de los modos porteños a los nuevos territorios de gobiernos PRO quedó congelado y se notó en el último mes, sin proyectos, sin sesiones extraordinarias, ni decretos de grave impacto en lo social.

Así, el jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, quedó como el único del tridente de gobernantes oficialistas con la capacidad –por no decir impunidad- de hacer uso y desuso de la desatención social en diciembre. Y así lo hizo. Vale recordar, el cierre de escuelas nocturnas en el territorio porteño, que fue la medida que más polémica y malestar generó. Pero no fue lo único.

Ya sin la intercesión del Poder Legislativo y la mayoría oficialisa, el gobierno de Larreta avanzó en una serie de licitaciones de gastos multimillonarios. Todas entre las festividades, desde noche buena hasta reyes. Tal como lo detalló Revista Qué (www.revistaque.com) los gastos del PRO porteño van desde la creación de una Unidad Penitenciaria hasta la compra de pañales descartables. Como no podía faltar, el Metrobús y las bicicletas están presentes, casi como una marca de gestión.

Gastos para todos los gustos

Entre las licitaciones de Larreta y su equipo, volvieron a aparecer las veredas de la discordia. En definitiva, Marcalba S.A ganó una ampliación del orden del 20 por ciento, lo que representa nada más y nada menos que casi 37 millones de pesos ($36.860.418.34).

A su vez, el PRO de la Ciudad gastará 84 millones de pesos para comprar botas a la policía. No solamente los proveerán de indumentaria, sino que para mantener la ropa limpia destinarán 108 millones de pesos.

En tanto, en lo que respecta a espacios verdes, la adquisición de plantas para el Ecoparque se eleva hasta más de 4 millones de pesos, mismo monto que para la limpieza en el Hospital Rivadavia y para la realización de eventos de “bicicleatadas". Es decir, Larreta gasta la misma plata en organizar bicicleteadas, que en comprar plantas o cuidar la salubridad de Nosocomios.

Además, uno de los gastos más importantes es la construcción de un Centro de Tiro Deportivo, algo que no figura entre las prioridades de los porteños, pero que recibirá casi 600 millones de pesos ($595.400.000).

Licitaciones por dos años

La Mantovana, es una de las firmas que junto a Horacio Rodríguez Larreta tuvo un gran 2018 en relación a los acuerdos con la Ciudad. Y todo indica que 2019 seguirá los pasos. Es que, no solo se quedó con licitaciones de grandes montos como el mantenimiento de la red de Metrobús por casi 30 millones de pesos ($28.386.900). Sino que, con una sola firma, logró dos prorrogas más que importantes.

El primero es la extensión por dos años del mantenimiento, limpieza integral y mudanzas internas en edificios de la Dirección General de Cementerios, por la módica suma de 137.880.448 de pesos. El otro es por cinco meses, y para limpieza en instalaciones de las fuerzas policiales de la Ciudad por la suma de 9.184.000 de pesos. Todo gracias a una firma.

La otra Cárcel porteña

Luego del compromiso asumido entre el gobierno de la Nación y el gobierno de la Ciudad, se avanzó en el llamado a la licitación tres tramos de la obra para el Complejo Penitenciario VII en Marcos Paz. Vale recordar que en dicha Unidad Penitenciaria federal se alojarán los reclusos del penal de Villa Devoto. En ese sentido, el ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte lanzó las licitaciones que ya tienen empresas adjudicadas.

La Unión Transitoria de Empresas (UTE) de José Luis Treviño S.A. y Fontana Nicastro ganó la etapa 2 de la obra, por 784.789.243,19 pesos. En tanto, Constructora Sudamericana S.A. ganó las etapas 1 y 3, por las siderales y respectivas cifras de 1.368.000.000 y 1.398.607.260 de pesos. Es decir, unos 3.551.396.503,16 de pesos para la nueva cárcel.

Sin importar la razón

En la licitación por $154.413.000 para la limpieza del Metrobús y centros de trasbordos, una de las ganadoras tiene una particularidad bastante llamativa. Es que, la firma Murata S.A se asoció con el Grupo Varsovia en una Unión Transitoria de Empresas (UTE) y se hicieron con el tramo que representa $35.550.900.

Lo llamativo es que Murata tiene como actividad principal brindar “servicios de seguridad e investigación”. Sólo una de sus actividades secundarias, la construcción, reforma y reparación de edificios no residenciales, podría aproximarse de manera lejana a lo solicitado en la licitación pública que logró ganar.

Coment� la nota