Larreguy: De concejal de Soria a ministro de Saiz

Diego Larreguy, concejal de la Concertación para el Desarrollo que fue elegido por el gobernador Miguel Saiz para reemplazar a José Luis Rodríguez al frente del Ministerio de Gobierno de la provincia, confirmó la designación, aunque prefirió evitar dar mayores detalles a la prensa hasta el lunes, cuando en Viedma brinde una conferencia de prensa para luego asumir formalmente en el cargo.
La historia política de Larreguy se inscribe en una larga historia familiar que comenzó su padre, Carlos Larreguy, de extracción justicialista, quien fuera intendente de Viedma en 1983, dos períodos como legislador provincial en 1985 y 1991 y un período como diputado nacional. Hoy, alejado de la labor política ocupa la vicepresidencia del Consejo Nacional de Ingenieros Agrónomos y la presidencia del Consejo Provincial de Ingenieros Agrónomos.

La historia política de Diego Larreguy comienza con una militancia en su época estudiantil siempre dentro de la Juventud Peronista, donde supo ocupar entre otros cargos la vicepresidencia nacional y la presidencia a nivel provincial. También fue consejero del partido y hoy mantiene su calidad de afiliado al PJ.

En el 2003, ya consolidado como abogado y escribano público, Diego Larreguy acompañó al exconcejal Alejandro Gorsky, quien le disputó la candidatura a intendente del PJ por General Roca a Carlos Soria, quien acababa de perder las elecciones a gobernador frente a la fórmula oficialista Saiz - De Rege.

Como resultado de esa interna, Soria quedó como candidato y Larreguy ocupó el segundo lugar en la lista de concejales del PJ, que era encabezada por la docente Alicia Salicioni.

En esas elecciones municipales se impuso ajustadamente el PJ a la lista de la UCR que llevaba a Goyo Martínez y Alejandro Betelú. Larreguy terminó siendo el presidente del bloque oficialista, con un destacado rol, siempre defendiendo las iniciativas de Soria y aportando ordenanzas de su autoría que apuntalaron fuertemente la gestión, tales como una moratoria de tasas municipales, la creación de la oficina notarial municipal, el estacionamiento medido y pago, que pasó a nutrir el fondo de becas estudiantiles, y otras tantas iniciativas impulsadas desde el bloque como desde la Intendencia y su gabinete.

En el camino hubo algunas cuestiones que desembocaron en duras discusiones entre Larreguy y funcionarios cercanos a Soria, sus discrepancias en la letra de algunos proyectos oficialistas, que finalmente se aprobaron con sus observaciones le valieron ser marginado de cara a las elecciones municipales del 2007, en las cuales Soria le ofreció el quinto lugar en la lista de concejales, cuando él aspiraba a ir por la presidencia.

En el marco de la Concertación Plural convocada por el entonces presidente Néstor Kirchner, Larreguy fue invitado por el gobernador Miguel Saiz a liderar la lista de concejales que llevaba la Concertación por el Desarrollo, en la que iba José Luis Rodríguez como candidato a intendente.

En una elección en la que Soria captó más del 70 por ciento de los votantes, Larreguy pasó a ocupar el unibloque de la Concertación, frente a siete concejales oficialistas tuvo que resignarse a que la mayoría de sus proyectos de ordenanzas terminaran "cajoneados" por orden directa de Soria a los integrantes del bloque oficialista.

En julio del 2008 la discusión pasó de la política a los Tribunales, después de que Larreguy denunciara al intendente Soria por amenazas, luego de que al término de una sesión del Concejo lo siguiera hasta su auto gritando amenazas e invitándolo a resolver diferencias con los puños.

Esto derivó en que durante meses Larreguy evitara participar en actos públicos en los que estuviera Soria, hasta el martes pasado, cuando Larreguy participó de los actos protocolares por el aniversario de la ciudad y el propio Soria destacara la tarea legislativa de Larreguy diciendo que "Diego es y será peronista".

Tres días después se confirmaría su alejamiento de la banca para pasar a ocupar uno de los ministerios provinciales más relevantes.

Su reemplazante en la banca que deja vacante en el Concejo Deliberante sería la dirigente radical Mirta Arias, aunque esta indicó que antes de confirmar su asunción debía reunirse con las autoridades del comité roquense. En caso de que prefiera no asumir el dirigente de Barrios de Pie y Libres del Sur, Mateo Canosa es el siguiente en la lista y habría manifestado sus ánimos de asumir en caso de que fuera necesario.

Comentá la nota