Un largo debate que parece llegar a su fin Zúccaro: “Yo no estoy de acuerdo con la tasa de seguridad”

Por primera vez en forma oficial el intendente rechazó la idea de que se cobre un nuevo impuesto. El jefe comunal aseguró que en una encuesta ordenada por él, la rechazó el 73% de los vecinos.

El proyecto sobre la posible creación de una tasa de seguridad que despertó debates y cruces de opiniones desde distintos sectores parece haber llegado a su fin. Es que anoche el intendente Humberto Zúccaro mostró, por primera vez, su abierta oposición a la iniciativa generada desde su propio bloque de concejales.

Se cree que desde hoy la medida terminará su camino en el edificio legislativo con el certificado de defunción que le firmó el mandatario ayer. Durante la presentación del festival de cortometrajes de la Provincia de Buenos Aires en los cines del Kilómetro 50, Zúccaro sentenció: "yo no estoy de acuerdo con la tasa de seguridad".

El jefe comunal remarcó que la financiación para mejorar la seguridad es "un tema provincial, no municipal". Y adelantó que una encuesta solicitada por él mismo, muestra que el 73% de los pilarenses rechaza la posible creación de un nuevo "impuesto".

Luego de una semana en la que comerciantes, concejales y empresarios expusieron su posición sobre la posible creación de un nuevo tributo, la autoridad máxima de la política local fue determinante con su postura de no aceptarlo.

Zúccaro mostró por primera vez en forma oficial su descontento hacia esta idea que gira dentro del palacio legislativo desde hace más de cuatro meses.

Lo extraño de la situación es que fue el propio jefe del bloque oficialista, Carlos Olivera, quien impulsó el proyecto que prevé la nueva tasa.

"Tengo que defender a Pilar y no voy a cobrar un peso más, tengo que cuidar a la gente con la plata de los impuestos que paga, no cobrándoles más impuestos", disparó el intendente.

Encuesta

El jefe comunal dijo que "hay que saber realizar encuestas" y aseguró que puede mostrarle a quien quiera el sondeo que pone en relieve que la medida es rechazada por el 73% de los frentistas.

Sin embargo, Zúccaro no descartó que el Concejo Deliberante apruebe la aplicación de la tasa de seguridad, pero adelantó que la "vetará" si eso sucede.

Por su parte uno de sus hombres de confianza en el legislativo, Miguel Saric, señaló delante de su jefe político, que está de acuerdo con el cobro de la tasa de seguridad y afirmó que si la propuesta llega al recinto votará "a favor".

"Así pierda 19 a 1 yo voy a sostener mi postura de la necesidad que se cree la tasa de seguridad", lanzó el edil.

A su vez, el propio Saric dijo que está dispuesto a ponerse al frente de la administración de dicho tributo, cuyo proyecto estaría incluido en el que manifiesta la intención de crear un órgano autárquico con el fin de mejorar la seguridad del distrito abasteciendo de equipamiento a la fuerza policial.

Sí y no

Luego de que el concejal Olivera hiciera llegar dos proyectos a las distintas entidades y ONG para que éstas volcaran sus propuestas, fueron los foristas los primeros en entregar una notificación a los ediles. En ella, la gran mayoría se mostró de acuerdo con la creación del nuevo tributo. En rigor, el escrito decía haber sido aceptado por "unanimidad", y parte de ellos salieron un día después a desmentirlo.

Tras la voz de los representantes de los foros, la comisión de Seguridad y Derechos Humanos del HCD, presidida por el propio Olivera, recibió a la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietario y Afines (SCIPA).

Al igual que los foristas, los comerciantes estuvieron de acuerdo con el cobro de la tasa pero pidieron que sea mínima para no afectar la economía azotada por la actual crisis mundial.

Ambas entidades pusieron como condición que la tasa sea optativa y escalonada según el poder tributario de cada frentista y en el caso de SCIPA que no superara los dos pesos.

Pero quien no se mostró de acuerdo con la idea, ni con las condiciones impuestas por las entidades, fue la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP).

Su presidente, Juan Ciminari aseguró que "da la sensación de que, como éste es un tema candente, hay que hablar de esto y tirar estos temas sobre la mesa para que parezca que se está haciendo algo; después no se hace un pito pero ya pasó el tiempo".

El anteúltimo rechazo llegó de parte del Foro de Seguridad de Manuel Alberti, días atrás. Finalmente quien parece haber sepultado definitivamente la idea fue el intendente Zúccaro, anoche, con sus declaraciones.

Comentá la nota