Se largó la carrera para lograr el millón de conexiones móviles

Se largó la carrera para lograr el millón de conexiones móviles
Se estima que el mercado cuenta con 180 mil y las compañías esperan llegar al millón en 2009. Las ofertas de las operadoras parten de $ 119.
Con el mercado de telefonía celular rozando su techo, las compañías trasladan la carrera a otro plano: Internet móvil, un servicio que permite acceder a la red a través de un dispositivo sin cables. “La evolución tecnológica que tuvieron las redes móviles recién ahora permite empezar a competir en este segmento”, señala Cristian Magnalardo, gerente de marketing de Movistar.

“Las redes existentes anteriormente, denominadas de segunda generación, permitían velocidades reducidas para la transmisión de datos y eso dificultaba la penetración en un mercado en el que la telefonía fija ofrecía dos y tres megas de velocidad”, explica.

Este desarrollo tiene que ver con un nuevo concepto: 3G. “Las redes 3G (de tercera generación) abren un nuevo mercado, al contar con infraestructura tecnológica que nos permite competir en este nicho”, concluye.

Gustavo Arraigada, encargado de prensa de Personal, agrega que el servicio “complementa la tecnología tradicional, sumándole movilidad y ofreciendo dispositivos que amplían las posibilidades de conectividad”.

Crecimiento impermeable. Las operadoras cerraron 2008 con 100 mil activaciones en el país, a lo que se agregaron cerca de 80 mil entre enero y febrero. “Venimos creciendo a una tasa de 50 por ciento respecto del mes anterior en cuanto a activaciones, con una participación bastante similar de los tres players”, dice Magnalardo.

Para 2009, el gerente espera un crecimiento de 400 mil usuarios de banda ancha. Arraigada, en cambio, va más allá: “Proyectamos para este año más de un millón de conexiones 3G”, dice.

Según Del Río, la crisis no impactó en la venta, por lo que las previsiones son positivas. “Si bien no estamos ajenos a la crisis mundial y de nuestro país, sabemos que hay una gran necesidad de estar comunicados”, dice.

Un modelo diferente. Para las empresas, no sólo se trata de un servicio adicional, sino que implica un nuevo modelo de negocios. Es que, a diferencia de las operadoras de tecnología fija –cuyo modelo se centra en la velocidad que ofrecen– las compañías de telefonía celular basan su oferta en dos atributos diferentes: la movilidad y la cantidad de tráfico cursado.

Magnalardo explica que “generalmente, las operadoras fijas basan todo su modelo en la movilidad, dando por supuesto que el tráfico es ilimitado. En nuestro caso, el principal atributo es que Internet va con vos, y el segundo es el tráfico cursado, es decir, la cantidad de información que se puede transmitir”.

Por ello –agrega– Movistar tiene dos ofertas: una ilimitada (con un abono de 119 pesos), y otra según la cantidad de datos cursados (por caso, de un Giga por 99 pesos). Además, prevé lanzar una modalidad prepaga, a través de tarjeta o recarga electrónica.

Desde Claro señalan: “Sabemos que los usuarios de comunicaciones móviles son muy sensibles y perceptivos en cuanto a la oferta del mercado y tienen en cuenta la ecuación entre servicio, calidad y precio”. Además de abonos de 129 pesos, la compañía lanzó en enero el servicio de tarjeta prepaga (desde 20 pesos), que permite controlar el consumo sin costos fijos.

Además, permite comprar paquetes de datos para navegar y hacer descargas, que incluyen navegación ilimitada por determinado tiempo (24 horas, 10 o tres días).

Personal, en tanto, brinda un servicio ilimitado por 119 pesos mensuales y ofrece “Personal Wi-Fi Móvil“, que consiste en un router inalámbrico que permite que varios usuarios, mediante notebooks o smartphone con Wi-Fi, puedan estar conectados a Internet móvil de alta velocidad al mismo tiempo.

Los requisitos. Desde Claro, indicaron que para instalar el servicio “no es necesario tener un teléfono celular, simplemente adquiriendo un módem y colocándolo en el puerto USB de la computadora o notebook (o en ambas, por eso es móvil), en 45 segundos se autoinstala”, indica Del Río.

“El requisito no es en cuanto a hardware sino a software, porque corre únicamente con los sistemas operativos Windows Profesional, Vista y Xp”, agregan desde Movistar.

En cuanto a velocidad, las operadoras apuntan a que el parámetro es diferente: “En condiciones ideales es de dos megabits, lo que pasa es que las redes móviles hacen uso de los recursos disponibles en función de la carga y la cantidad de clientes conectados en forma simultánea, por eso es muy arriesgado garantizar velocidades”, dice Magdalardo.

Comentá la nota