Lapidario informe sobre la sequía en Entre Ríos

El informe semanal del proyecto Siber en cuanto al desastre hídrico es demoledor: maíz: 5,28 por ciento de lotes en estado "bueno" y el 94,72 en estado "malo". Soja: 2,65 por ciento "bueno" y 97,35 “regular a malo”.
El informe semanal del proyecto Siber en cuanto a las proporciones del desastre hídrico en Entre Ríos es lapidario: maíz: 5,28 por ciento de lotes en estado “bueno” y el 94,72 por ciento en estado “malo”. Soja de primera: 2,65 por ciento en estado “bueno” y 97,35 por ciento de “regular a malo”. El arroz también está afectado. La persistencia de la sequía sigue influyendo negativamente en los cultivos implantados en la provincia.

Al día de la fecha, el estado de los cultivos es el siguiente:

* Maíz: 5,28 por ciento de lotes en estado “bueno” y el 94,72 por ciento en estado “malo”. Girasol: 15,38 por ciento en estado “bueno” y 84,62 por ciento de “regular a malo”. Sorgo: 10 por ciento en estado “bueno” y 90 por ciento de “regular a malo”. Soja de primera: 2,65 por ciento en estado “bueno” y 97,35 por ciento de “regular a malo”.

Soja de segunda: 10,80 por ciento en estado “bueno” y 89,2 por ciento de “regular a malo”.

Las dificultades ocasionadas por la falta de precipitaciones también siguen afectando el sector arrocero, viéndose el mayor deterioro en la zona de riego por represas.

Pronóstico

Esta fue otra semana en la que se mantuvieron las lluvias muy por debajo de los valores normales de la época. Esta situación fue quebrada, en forma localizada, definiendo una zona de precipitaciones copiosas al noreste de Gualeguaychú. Se extendieron en forma marginal sobre la costa hasta el departamento Colón, perdiendo significativamente su eficiencia hacia el sudeste de Victoria.

A pesar de que los frentes y otras fuentes de inestabilidad alcanzaron la provincia en los últimos 45 días, la escasa disponibilidad de vapor de agua no permite que las coberturas nubosas ganen desarrollo, limitando fuertemente la producción de precipitaciones.

Verduras y hortalizas de menor calidad

La falta de lluvias, en combinación con los días de agobiante calor, produjo una nueva suba en los precios de las verduras, especialmente en las de hojas verdes y en el tomate, la zanahoria y la batata. Los comerciantes del ramo admitieron que, debido a las inclemencias climáticas, se advierte una calidad de inferior de la mercadería frente a la de otros tiempos.

Comentá la nota