Se lanzó ayer en Olavarría con fuerte presencia del campo y la industria, más Mingo Vitale y Larreche. Aceptarían al curismo El MPA planea hacer política fuera de lo partidario

Anteponen, como objetivo, la formación de dirigentes comprometidos con la producción. Admiten que el conflicto del campo sirvió y los decidió a participar en política pero dicen que no se jugarán en las próximas elecciones. Tienen a Duhalde como referente aunque se plantean abiertos, inclusive, a la Coalición Cívica y el curismo. El MPA local puertas adentro, con sus planteos y contradicciones.
"Aparte de la protesta tiene que haber propuesta y un armado de país diferente desde la producción. Si las cosas no se cambian de adentro eso no se logra. Por eso se excluye este tipo de kirchnerismo". Lo dice Raúl Sabattini, despejando alguna de las dudas que genera el Movimiento Productivo Argentino local que dice ser social y no partidario pero pretende abrirse paso políticamente bajo el padrinazgo del ex presidente Eduardo Duhalde. Es sábado, está soleado, hay viento (quién sabe si de cambios) y encabeza la mesa junto con otros dos referentes: Adolfo Laborde (ruralista) y Tomás Barbieri (industrial y ex candidato a concejal por el PRO). Detrás, una veintena de militantes entre los que se distinguen, por ejemplo, Jorge Larreche y Domingo Vitale.

"El tiempo dirá si esto es duhaldismo maquillado o no", "queremos soñar con un país que tenga un proyecto productivo" o un "no queremos un partido del campo" sino que la fuerza estará dada "por la diversidad política", esgrimen. Mientras juran y perjuran que no habrá una lista del MPA en el próximo cuarto oscuro y que apostarán por dirigentes que adhieran a las propuestas partidarias opositoras existentes. Sus argumentos, aspiraciones y contradicciones, en 40 minutos de charla, cuando ya se respiran aires de campaña electoral.

-¿Qué es el MPA?

Adolfo Laborde: El MPA es un movimiento social que tiene como eje la producción y tenemos que generar nueva dirigencia, sin banderías políticas. Esto es apartidario.

-¿No es un movimiento antikirchnerista?

AL: No, es absolutamente superador al kirchnerismo. El kirchnerismo ha sido un obstáculo y un flagelo para la producción.

-¿Sin el conflicto con el campo, estarían sentados lanzando el MPA?

AL: Sí, absolutamente. Lo que generó el conflicto es una forma de participación que no existía. Hay mucha gente que apoya esto porque vio una lucha genuina. Otros nos acusaron de hacer política. Y sí, cuando se cuestiona o se plantea una acción de gobierno se hace política. Pero hablar de un partido político sería minimizarlo.

Raúl Sabatini: Eso un despertar para el país y para nosotros. Pero hay que ir modificando la forma de reclamo para que no termine como la 125, que al otro día estábamos peor. Aparte de la protesta tiene que haber propuesta y un armado de país diferente desde la producción. Si las cosas no se cambian de adentro no se logra. Por eso se excluye este tipo de kirchnerismo.

-Eso quedó claro el miércoles, en la asamblea de Azul, donde dijeron que el objetivo era llegar a octubre de 2009 para sacar al kirchnerismo.

AL: Es claro y es así. Para el MPA los Kirchner han sido un obstáculo para la producción y la generación de riqueza.

-¿Ideológicamente se apoyan en el peronismo?

AL: No. Nada que ver.

-Pero ustedes hablan de nuevos referentes y el líder es Duhalde.

AL: No, cuando se inicia el MPA en el 2000 uno de los fundadores es Raúl Alfonsín...

-Sí pero ahora el padrinazgo lo ejerce Duhalde. Pareciera un duhaldismo con maquillaje.

AL: Pueden pensar lo que quieran. El tiempo dirá si esto es duhaldismo maquillado o no. Nunca participamos en nada, sí en lo personal, pero ahora tratamos de hacerlo más orgánico y abarcativo.

Detrás de las urnas

-¿Cuáles serían los nombres locales?

Tomás Barbieri: Se van a ir sumando. Vos hablás del padrinazgo de Duhalde y fue el sueño de un político que hoy nos da la oportunidad de formar nuevos dirigentes. Siempre se hace política, en todo movimiento. Y si bien el referente máximo es Duhalde, están Felipe Solá, Buzzi, Alfonsín en su momento. Y si logramos convocar a diferentes referentes de la política para que nos vengan a enseñar podremos formar nuevos dirigentes relacionados con la producción. Queremos soñar con un país que tenga un proyecto productivo.

-Un proyecto productivo que además del campo y la industria, ¿a quiénes abarcaría?

TB: De la industria minera, de servicios... Olavarría genera un movimiento productivo importantísimo en la Provincia.

-Da la sensación de que además de las ganas, es necesario contar con un aparato político como el del duhaldismo para dar pelea. ¿A Duhalde los une el amor o el espanto? ¿Es un mal necesario?

AL: No, ¿no puede haber una cosa intermedia? Nadie nació de un repollo. Los generadores de este desastre alejaron a la producción como eje de generación de riqueza. Se habla de repartir la riqueza cuando lo único que se hace es destruir a la producción. Y darle un tinte político es minimizarlo.

-¿Y están abiertas las puertas para que el curismo se sume?

TB: Todos, todos aquellos que estén comprometidos con el proyecto productivo. El curismo, la Coalición Cívica, yo participo en la política gremial empresaria, otros son del campo y habrá de movimientos políticos y sindicales.

-Uds. dicen que las puertas están abiertas. Sin embargo ya hay referentes que se sumaron, como Jorge Larreche, que plantea que su límite es, justamente, el curismo.

RS: Eso en lo político. Una cosa es lo partidario y otra es política productiva. Queremos hablar con los que saben de política y aprender de Mingo, de Jorge, de cada político. Vamos a formar gente de la producción que se arrime a diferentes partidos políticos. Sabemos producir, trabajar pero cero de hacer política. Y todos nos reclaman eso: "hagan política". Desde el rabino (Sergio) Berman hasta el mismo Gobierno. Entonces, tomamos el guante: vamos a participar en política.

AL: Pintaron el comité (sic) hace 3 días. Fueron muy detractores e hicieron declaraciones pésimas pero si quieren participar tienen la puerta abierta. Todos.

-¿Van a participar en las elecciones de 2009?

RS: Puede haber gente que participe pero en diferentes partidos. Olvidate de lo partidario.

-Pero se supone que buscan formar dirigentes que estén en los lugares de decisión y para eso es necesaria la política partidaria. ¿Les resulta mala palabra eso?

AL: En el MPA eso no corresponde. La idea es poner a la producción en el eje para volver a generar riqueza.

-¿Frente a las urnas o en qué instancia?

-Obviamente frente a las urnas. Está claro. Se decide en las urnas, ¿dónde si no?

-Entonces, sin hacer política partidaria, ¿cómo posicionar al MPA?

RS: Las personas se pueden dedicar a la política partidaria, el movimiento formará gente que se dedique a la política y sea un lugar de debate y capacitación.

-Sería ingenuo pensar que esto no funcionará como una fuerza política...

RS: Como estructura, no; ahora personalmente vamos a hacer política partidaria. Que cada uno la haga en diferentes partidos es otro cantar.

AL: puede surgir una lista o varias. La fuerza de lo político tiene que estar dada por la diversidad política y eso buscamos. No queremos un partido del campo.

Comentá la nota