Lanzaron en Río Grande el programa nacional “Jóvenes Padre Mugica”

En el CGP Padre Zink se presentó el programa federal “Jóvenes Padre Mugica” en un acto encabezado por la directora Nacional de Juventud, y presidenta del Consejo Federal de Juventud, Mariana Gras, acompañada el gerente Ejecutivo de la Agencia de Deportes y Juventud Alfredo Guillén; el director de Juventud del Municipio Carlos Ponce y el delegado de Juventud en la provincia del Gobierno federal, Walter Vuoto.
Tiene por objeto promover el servicio solidario, el compromiso social y la participación de la juventud en pos del fortalecimiento del tejido social. Del acto participaron diversas instituciones, entre ellas religiosas, que tienen incidencia con el trabajo de los jóvenes, lo mismo que la Fundación Kayén, promotora de este lanzamiento junto a los organismos oficiales. También estuvo presente el concejal Raúl Moreira, uno de los promotores de la llegada de la funcionaria. Gras recorrió los asentamientos de la Margen Sur y los de la zona del Perón II, donde el Municipio está aplicando una política de reordenamiento urbano, luego confió que su primera impresión “es que hay mucho por hacer” en la ciudad y añadió que “se puede y es nuestra responsabilidad mejorar no solo como políticos, sino también como sociedad, como argentinos”.

La funcionaria propició que la juventud sea parte de la solución de los problemas “y no los problemas mismos”, consultada sobre los alcances del programa, Mariana Gras dijo que el mismo tiene cuatro ejes de acción que y que ellos tienen que ver con capacitación en oficios e inclusión laboral; el Movimiento Solidario Juvenil; Movimiento Cultural Juvenil y el último de los cuatro puntos tienen que ver con nuevas tecnologías, “que tienen que ver con el acceso y la innovación tecnológica y el financiamiento de los mismos”, comentó.

La Directora explicó que con el punto que más le interesa al Estado trabajar en este momento es con el Movimiento Solidario Juvenil, que es el más fuerte del programa, “y queremos formar 50 mil jóvenes promotores en todo el país, llevando adelante capacitaciones y formación de formadores, en las temáticas que van planteando los jóvenes de nuestro país”.

Aseguró que estos requerimientos juveniles son muy diversos, pues pasan desde seguridad vial hasta diagnóstico social, pasando por derechos humanos; salud sexual, VIH, abuso de sustancias, embarazo adolescente, entre otros. “Lo que nosotros queremos es armar una red de políticas sociales de jóvenes y queremos revertir cuestiones que tienen que ver con plantear en la Argentina que la juventud es sinónimo de conflicto o de ‘paco’ (en referencia a la funesta droga), nosotros consideramos que la juventud es motorizadora de cambios”, contrastó.

Sobre la implementación de este programa en la ciudad, Gras señaló que como primera medida, se convoca a todas las organizaciones juveniles –organizados o no- y no juveniles, Ong’s, municipios –concejos y ejecutivos- y organismos de los Estados provinciales, “para empezar a realizar un diagnóstico de situación y poder priorizar cuáles son las demandas que tiene el territorio y en función de eso empezar a aplicar las líneas del programa”. 

Comentá la nota