Los ex ARI ya lanzaron sus candidaturas en Mar del Plata.

Con pescadores y bancarios, con los trabajadores de Luz y Fuerza, con jubilados y dirigentes políticos de la quinta sección, a pura reunión, y en medio con una caminata por la peatonal, clásica de político en carrera en Mar del Plata, los diputados del bloque Solidaridad e Igualdad (SI) Carlos Raimundi y María América González iniciaron ayer su campaña camino a las elecciones legislativas de octubre con el propósito de constituirse en "la opción progresista" para que -dijeron- "los argentinos no tengan que dirimir entre radicales y menemistas".
Los diputados, dos ex ARI que irán por la renovación de sus bancas (Raimundi en Provincia y González en Capital) lanzaron su campaña "tomando como eje los temas productivos, para trabajar codo a codo con la sociedad", según definió Raimundi.

Aunque sin fecha, los ex aliado de Elisa Carrió adelantaron la inminente conformación de un interbloque con Proyecto Sur, que lidera Claudio Lozano. Se reunieron en la semana con Pino Solanas (donde manifestaron la "vocación de seguir dialogando") y en Mar del Plata lo hicieron ayer con dirigentes del Partido Socialista. Estas charlas pueden desembocar en acuerdos electorales. "Pero debemos ser muy inteligentes los sectores del arco progresista para aunar esfuerzos", dijo Raimundi, por "las experiencias de Carrió y Chacho Alvarez, que terminaron defraudando". Y arremete contra la Coalición Cívica ("la conjunción entre radicalismo y establishment"), y contra el flamante polo opositor conformado por Mauricio Macri, Francisco de Narváez y Felipe Solá: "Es la pata menemista: Macri, de evidente concordancia con el modelo de los 90; De Narváez, que iba a ser el ministro de Acción Social de Menem, y Solá, quien antes de gobernador de Buenos Aires fue ministro de Agricultura y es el responsable de la depredación de la merluza".

Comentá la nota