Lanzaron una campaña masiva para prevenir la hipertensión arterial.

El Ministerio de Salud de la provincia puso en marcha un dispositivo orientado a fomentar el hábito de controlarse periódicamente, al tiempo que adquirir hábitos de vida saludables. En Pergamino, guardias, centros de salud y farmacias son los lugares clave.
El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires lanzó días pasados una campaña para prevenir la hipertensión arterial y puso en marcha dispositivos que consisten en tomas gratuitas y controles de peso en postas sanitarias ubicadas en diversos puntos del territorio bonaerense.

Aunque en rigor el operativo está básicamente enfocado en las ciudades balnearias, el objetivo se extiende a la totalidad del territorio bonaerense y tiene un amplio alcance en lo que atañe a los mensajes preventivos que se emiten a través de diversas estrategias para crear conciencia en la población respecto de la importancia de medir la hipertensión arterial y avanzar en la adopción de hábitos de vida saludables.

La iniciativa fue oficializada por el subsecretario de Coordinación y Atención de la Salud de la cartera sanitaria, Alejandro Collia, y supuso además la capacitación de agentes y promotores de salud.

Durante el acto de lanzamiento, Collia resaltó la importancia de controlar la hipertensión arterial para prevenir a tiempo enfermedades cardiovasculares que, según afirmó “ya están posicionadas como principal causa de muerte en Argentina y el mundo, donde el 34,8 por ciento de los adultos son hipertensos”.

La hipertensión constituye uno de los factores de riesgo más importantes ya que puede derivar en infarto de miocardio, angina de pecho, accidentes cerebro-vasculares e insuficiencia renal.

Según estudios nacionales y provinciales uno de cada tres adultos padece hipertensión pero sólo la mitad de los afectados lo sabe porque la enfermedad no tiene síntomas.

La propuesta lanzada por el Ministerio de Salud forma parte de la campaña “Salud Activa” que promueve la cartera sanitaria y que incluye además correcaminatas familiares, maratones y una serie de charlas para promover hábitos saludables.

A controlarse

En coincidencia con la campaña lanzada en el ámbito provincial, en diálogo con LA OPINION autoridades de la cartera sanitaria local pusieron énfasis en insistir sobre la necesidad de controlar la presión en forma periódica con el propósito de poder detectar a tiempo problemas que puedan surgir como consecuencia de la hipertensión.

En esta línea recordaron que guardias médicas, salas de atención primaria de la salud y farmacias son lugares donde en forma simple puede solicitarse la toma de la presión arterial y sugirieron a la población mantener hábitos de vida saludables, cuidar la alimentación y realizar actividad física.

La hipertensión

La hipertensión arterial es una condición médica caracterizada por un incremento de las cifras de presión arterial por encima de los parámetros normales y considerada uno de los problemas de salud pública en países desarrollados que afecta a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. De manera silente produce cambios hemodinámicos, macro y microvasculares.

En su origen influyen tanto factores personales y ambientales (edad, hábitos alimentarios y estilo de vida) como los genéticos: la tensión arterial tiende a elevarse con la edad, es también más frecuente que aparezca si la persona es obesa, lleva una dieta rica en sal y pobre en potasio (pobre en verduras, frutas y frutos secos, legumbres, cereales integrales), bebe elevadas cantidades de alcohol, no realiza actividad física, o sufre de estrés psicológico.

Prácticamente en el 90 por ciento de los casos la hipertensión es primaria o de causa desconocida y, en menos de un 10 por ciento, secundaria a otros procesos relacionados con alteraciones de origen renal, cardiovascular o del sistema endocrino.

La ciencia médica todavía no entiende por qué ocurren la mayoría de los casos de hipertensión arterial. Sólo se sabe que existen diferentes factores que aumentan el riesgo de hipertensión arterial y ponen el acento en remarcar la importancia de sostener determinados hábitos para minimizar los riesgos.

En el tratamiento de la hipertensión son necesarias una dieta adecuada a las necesidades individuales, con control de sodio y una serie de recomendaciones que orienten a la persona hacia un estilo de vida más saludable.

La hipertensión se considera factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que las recomendaciones dietéticas también deben incluir orientaciones para la normalización del peso (en caso de sobrepeso u obesidad), control de la calidad de la grasa y del colesterol, así como asegurar una cantidad adecuada de fibra y antioxidantes naturales, relacionados con la prevención de estas enfermedades.

Comentá la nota