Lanzarán en los próximos días canje de bonos atados a CER

Argentina ofrecerá canjear en "no más de 15 días" bonos ajustados por inflación por otros que rendirán según la tasa de interés Badlar "más algunos puntos", en una operación que involucra 6.000 millones de dólares, dijo un funcionario de alto rango.
La iniciativa busca generar un ahorro para las arcas públicas de unos 3.000 millones de pesos (773,1 millones de dólares) hasta el 2011, en momentos en que la tercera economía latinoamericana enfrenta un estancamiento y el país debe hacer frente a pesados vencimientos de deuda en el 2010.

El canje "va a apuntar a bonos cortos, que vencen entre 2010 y 2011. La mayor cantidad de bonos que están en esa situación son Préstamos Garantizados (PGs) residuales, Boden 2014 y PRE 9", agregó la fuente en diálogo con periodistas.

El funcionario descartó un canje de "bonos largos o cuasi par" e indicó que el 45 por ciento de los bonos que entrarán en la operación "están en manos del Estado".

La operación permitirá ahorrar 1.000 millones de pesos en el 2010 y otros 2.000 millones de pesos en el 2011.

Los bonos soberanos que entrarán en la oferta se actualizan por un coeficiente atado a la inflación, llamado CER, y representan alrededor de un 40 por ciento de la deuda pública del país.

La tasa de interés Badlar es un promedio del rendimiento para los depósitos a 30/35 días de más de un millón de pesos o dólares.

La fuente no aclaró si el Gobierno hará una quita como parte de la oferta de canje. Actualmente la tasa Badlar casi duplica la de la inflación oficial.

Argentina protagonizó la mayor suspensión de pagos de deuda soberana de la historia moderna en el 2002, y tres años más tarde realizó una reestructuración por más de 100.000 millones de dólares, que dejó al país fuera del mercado voluntario de crédito desde entonces.

En ese canje gigantesco fueron emitidos títulos que ahora el Gobierno busca sacar del mercado.

La deuda pública argentina supera los 140.000 millones de dólares, sin incluir los 20.000 millones que no fueron reestructurados porque sus tendedores rechazaron la oferta unilateral del país.

En los últimos meses, los títulos de deuda argentina subieron sostenidamente de la mano de las compras de la agencia de seguridad social, llamada Anses, que en el 2008 engrosó sus fondos en unos 30.000 millones de dólares con la estatización de los fondos privados de pensión.

Además de retirar el mercado los bonos ajustados por CER, el ministro de Economía del país, Amado Boudou, ha prometido restaurar la credibilidad de las desacreditadas estadísticas públicas para apuntar a un retorno al mercado voluntario de crédito.

Analistas privados acusan al Gobierno de manipular las estadísticas públicas, entre ellos el indicador de precios al consumidor, para beneficiarse políticamente y reducir los pagos de la deuda.

Comentá la nota