Lanzarán el programa nacional de entrega voluntaria de armas

El Estado nacional y el Gobierno de la provincia de Formosa darán inicio a partir del 24 de noviembre al "Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego", con el fin de reducir el circulante de armas en manos de civiles a partir de la recolección de armas de forma voluntaria y anónima a cambio de un incentivo económico consistente en un cheque al portador a cobrar en el Banco Nación.
Este programa de alcance nacional forma parte de una política integral de control y prevención de la violencia armada, que incluye medidas de control del mercado legal y medidas de persecución del mercado ilegal de las armas de fuego.

De esta manera, la provincia de Formosa se adherirá al plan que como objetivos tiene la disminución del uso y proliferación de armas de fuego y municiones, la reducción de accidentes y hechos de violencia ocasionados por el acceso y uso de armas de fuego, la sensibilización acerca de los riesgos de la tenencia y uso de armas y la promoción de una cultura de no violencia y resolución pacífica de conflictos que desaliente la tenencia y uso de armas de fuego. El mismo se realiza en el marco de la declaración de la Emergencia Nacional en Materia de Tenencia, Fabricación, Importación, Exportación, Transporte, Depósito, Almacenamiento, Tránsito Internacional, Registración, Donación, Comodato y Compraventa de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y demás materiales controlados, registrados o no, a través de la ley 26.216 y durante el término de un año.

Según se indicó desde el Registro Provincial de Armas (REPAR) de la Policía de Formosa, la recepción alcanza a armas de fuego, cartuchos y pólvora que se encuentren en óptimas condiciones o sin funcionar.

La ejecución del plan estará bajo la órbita del personal civil dependiente del Registro Nacional de Armas, quienes harán su base de tareas y atención al cliente en el Cuerpo Central de Bomberos, en la calle Santa Fe Nº 1.423 de la capital formoseña. Allí los interesados deberán concurrir con las armas y, dado el carácter anónimo, no serán interrogados por sus datos personales, procedencia del arma ni por otros datos que se relacionen con la situación del material en cuestión.

Se resaltó a su vez que los empleados del RENAR inutilizarán el arma de fuego en presencia de la persona que efectiviza la entrega. Al término de la campaña, las armas recolectadas y anuladas serán trasladadas por la autoridad de ejecución a la Provincia de Buenos Aires para su destrucción final.

La tabla de valores del monto a pagar dependerá del calibre de cada material que oscilará entre los 100 y 450 pesos. Cualquier consulta que se requiera al respecto comunicarse con el teléfono (03717) 428550/429326 (Jefatura de Policía, Moreno y Saavedra de la capital provincial).

Más información en: http://www.desarmevoluntario.gov.ar

Comentá la nota