Lanzan segunda etapa del plan de mejoramiento genético

En la primera prueba, con medio millar de vacunos, están teniendo un resultado altamente positivo.
Lanzan segunda etapa del plan de mejoramiento genético

El mejoramiento genético es fundamental para la ganadería.

En el interior del departamento Alberdi se inició la segunda etapa del Programa Provincial de Mejoramiento Genético, destinado a los pequeños productores de la zona y implementado por el Gobierno de la Provincia.

Con la presencia del diputado provincial, José Vittar y el agente de Desarrollo Regional de Campo Gallo, Marcelo Devoto, tuvo lugar la realización de las inseminaciones artificiales en vacas de minifundistas de diversos parajes del departamento Alberdi, cercanos a la ciudad de Campo Gallo.

En la ocasión fueron beneficiados pequeños productores de la zona del paraje Santa Cruz, distante a 70 kilómetros de Campo Gallo, en el oeste del departamento, quienes recibieron el beneficio en forma totalmente gratuita.

El agente de Desarrollo, Devoto, comentó que este trabajo se realizó en una primera etapa con medio millar de vacunos, obteniendo un resultado altamente positivo, teniendo en cuenta las características climáticas. Además, recalcó que este año se pretende superar esa cantidad, con el antecedente que los propios productores beneficiados el año pasado están colaborando activamente en la difusión de este programa. En forma paralela se realizó un curso para inseminadores artificiales y en la actualidad, por ejemplo, dos vecinos de la zona están trabajando junto al profesional veterinario que se encarga de este trabajo. Devoto explicó que este programa no solamente beneficia al rodeo propiamente dicho, sino que introduce un nuevo concepto cultural entre los habitantes, ya que nunca conocieron lo que era una inseminación artificial.

El diputado Vittar agradeció al Gobierno provincial por el aporte que realizó para la concreción de este programa e informó, además, que en la zona se construyeron varias instalaciones ganaderas, se trata de corrales y mangas para que los minifundistas puedan reunir sus ejemplares, realizar la inseminación artificial, el tratamiento sanitario pero además reunirlos en rodeos cuando llegan los compradores de ganado. De esta manera, se evita la dispersión de los ejemplares y se puede trabajar sobre un precio estándar sobre el kilo vivo. Vittar explicó que este año "el trabajo no solamente se realiza en la zona de influencia de los parajes cercanos a Campo Gallo, sino en otros sectores como Donadeu y Santos Lugares, ya que los aportes se canalizarán a través de las respectivas comisiones municipales". Agregó: "La idea es que al margen de este programa que estamos realizando, los toritos obtenidos de la primera etapa ya sirvan como reproductores del mejoramiento genético, esto nos ayudará muchísimo para mejorar las razas de la zona".

Es de destacar, además, el trabajo que realiza el profesional veterinario de la zona asignado a este trabajo, ya que en muchas ocasiones, en pleno monte santiagueño, debe realizar su tarea sin las instalaciones básicas.

Comentá la nota