Lanzan el programa "Comer juntos en familia" en San Rafael

La ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad, Silvia Ruggeri participó de la primera entrega de alimentos a beneficiarias del programa Comer Juntos en Familia en el departamento de San Rafael junto a Cáritas.
El ministerio de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad realizó el lanzamiento del Programa Comer Juntos en Familia para el departamento de San Rafael.

Como parte de la visita, la ministra Ruggeri junto a la subsecretaria de Desarrollo Humano y Comunidad, Patricia Di Cataldo y la Directora de Promoción del Derecho a la Alimentación (DIPDA), Noemí Massolo visitaron al obispo de San Rafael, monseñor Eduardo Taussig quien además es el Presidente del capítulo local de Cáritas. Allí expusieron las principales líneas programáticas de la política social llevada adelante por el Ministerio ante el obispo, quien se interesó por las mecánicas de abordaje implementadas desde la provincia en su diócesis.

Taussig expresó su convicción respecto de la necesidad de contribuir con la superación de la pobreza poniendo en valor la categoría moral del desarrollo humano y social. Además, ofreció su colaboración ya que "comparte la visión y el espíritu de trabajo demostrado por el gobierno provincial".

El religioso coincidió en la calidad y equidad que desarrolla el programa Comer Juntos en Familia a partir del fortalecimiento de los vínculos familiares. Inicialmente a través de una acción asistencial pero que "apuesta a promocionar actitudes y fortalezas para superar la vulnerabilidad social"

Por su parte, el equipo técnico de la DIPDA se encargó de capacitar de las madres destinatarias del programa en temas como nutrición, alimentación saludable y otros. El objetivo es que logren una mejora en su calidad de vida tanto desde el aporte nutricional como desde la recuperación de un espacio de vinculación afectiva y transmisión de valores con su familia.

La ministra Ruggeri destacó "la valentía, el esfuerzo y el compromiso asumido por estas madres, ya que para encarar cambios en la vida es necesario tomar la decisión de hacerlo y eso es lo ustedes han hecho. Se han puesto una nueva meta centrada en la recuperación de la dignidad y el orgullo de alimentar a su familia".

Además, agradeció a Cáritas por adherirse al programa y la responsabilidad con que han encarado el desafío.Se hizo en la oportunidad la primera entrega de víveres en la sede de Cáritas del barrio Constitución. Cabe aclarar que los alimentos frescos serán entregados una vez por semana, mientras que los secos se proveerán mensualmente.

Comentá la nota