Lanzan plan de fiscalización tributaria para lograr mayor equidad contributiva

El gobierno de Santa Fe puso en marcha un conjunto de acciones de fiscalización para "fortalecer la recaudación impositiva y avanzar hacia una provincia integrada y con mayor equidad contributiva", informó la Subsecretaría de Ingresos Públicos.
El gobierno de Santa Fe puso en marcha un conjunto de acciones de fiscalización para "fortalecer la recaudación impositiva y avanzar hacia una provincia integrada y con mayor equidad contributiva", informó la Subsecretaría de Ingresos Públicos.

En ese marco, esta semana se lanzó un nuevo plan de fiscalización a más de 100 grandes contribuyentes con domicilio en las ciudades de Reconquista, Rafaela, Venado Tuerto, Firmat, Santa Fe y Rosario. Los rubros a controlar son el sector mayorista en general, grandes supermercados, venta de maquinarias e insumos para el agro y el sector financiero.

También "se ha dado inicio a un operativo sobre un grupo de contribuyentes seleccionado a partir de su interés fiscal", a los que "se les solicita información que permitirá actualizar las bases de datos de la administración tributaria provincial", indicó la subsecretaría.

En una primera etapa se han emitido más de 1.200 requerimientos a contribuyentes de las ciudades de Rafaela y Firmat. En las siguientes semanas se proseguirá con los de Villa Constitución, Venado Tuerto, Santo Tomé y Avellaneda.

Los requerimientos se envían a los domicilios fiscales de los contribuyentes y la información solicitada se recepciona en las delegaciones del organismo.

Intimaciones por convenios de pago de Ingresos Brutos

Por otra parte, "se enviaron intimaciones a 6.200 contribuyentes que no cumplen con los convenios formalizados oportunamente para el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos, por un total de 13 millones de pesos. En caso de no cumplimiento, serán derivados para su cobranza a través de la vía judicial", indicó la Subsecretaría de Ingresos Públicos.

Deudas del Impuesto Inmobiliario

Por último, se indicó que "están siendo notificadas, a efectos de evitar su prescripción, deudas del Impuesto Inmobiliario urbano y rural, por períodos impagos". En esta situación se encuentran 159.000 contribuyentes y el total reclamado asciende a 280 millones de pesos.

Comentá la nota