Lanzan un plan de artículos del hogar

Incluirá lavarropas, calefones, termotanques y cocinas; se demora el programa para utilitarios
El Gobierno podría lanzar mañana o el jueves el plan de renovación de lavarropas, cocinas, calefones y termotanques. Los industriales aguardan con expectativas el anuncio, dado el deterioro en las ventas que afecta al sector y la necesidad de conocer más precisiones sobre cómo se hará el canje.

El presidente de la Federación de Cámaras Industriales de Artefactos para el Hogar (Fedehogar), José San Juan, que participa en las reuniones preparatorias en la Secretaría de Comercio Interior, dijo a LA NACION: "Estamos expectantes porque aún desconocemos cómo se concretará la renovación y cuál va a ser la reacción del mercado".

Lo que se sabe es que el plan incluirá cocinas de cuatro hornallas con horno visor, calefones con capacidad para tratar 12 litros de agua por minuto y termotanques de 35 a 85 litros. En el caso de los lavarropas, se ofrecerán tres modelos, dos con carga superior y otro frontal.

Tanto San Juan como Hugo Ganim, presidente de la Cámara de Fabricantes de Artefactos de Gas (Cafagas), coincidieron en destacar la mayor complejidad de este programa frente al canje de heladeras. "Principalmente, por la mayor variedad de productos y porque nuestra capacidad de reacción actual es prácticamente nula, dado que estamos en vacaciones y en temporada baja", dijo San Juan, y explicó que esa circunstancia demoraría la producción al menos 15 días.

Ganim destacó que, al tratarse de artefactos que precisan una instalación de gas o de agua, se necesitará una buena articulación con los técnicos encargados de poner en funcionamiento los nuevos equipos y desactivar los usados. "Podríamos decir que el objetivo es maravilloso, por la posibilidad de vender más y de acceder a créditos a tasas razonables", opinó Ganim, aunque aclaró: "Lo sabremos durante el anuncio".

Avances y demoras

Hoy, la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) licitará $ 50 millones entre los bancos para financiar al sector autopartista. Ayer, mientras la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) anunciaba la puesta en marcha del plan para la compra de taxis, se demoraba la definición del programa para estimular la venta de utilitarios.

La demora se debió a la negativa del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a que la Anses "termine financiando el trabajo brasileño", según relató un testigo de la reunión que el funcionario mantuvo ayer con la cúpula de Acara.

Si bien la mayoría de los vehículos utilitarios provienen de terminales radicadas en la Argentina, no ocurre así con los camiones y otros vehículos pesados, que en su mayoría se importan de Brasil. Por eso, en la reunión de ayer se resolvió posponer las definiciones hasta tanto las automotrices puedan acordar un plan de "compensación": podría ser con el compromiso de exportar al vecino país autopartes fabricadas en la Argentina.

Comentá la nota