Lanzan medidas para que no caigan la actividad y el empleo

Lo definió Cristina el jueves junto a varios ministros. Buscarán frenar sobre todo que haya avalancha de productos desde China, Taiwán y EE.UU. Y coordinarán una suba de aranceles en el Mercosur. Preocupan las suspensiones laborales.
El Gobierno gatillará una batería de medidas para frenar el impacto en la Argentina de la crisis internacional. Fuentes oficiales dijeron a Clarín que este paquete punta a preservar el nivel de producción y de empleo.

La presidenta Cristina Kirchner, ordenó medidas de protección nacionales y habrá otras que se coordinarán con los otros socios del Mercosur. Apuntan a frenar el ingreso al mercado nacional de todos los excedentes que los países más afectados por la crisis mundial no logren venderle a sus habituales clientes (también afectados por la crisis) y quieran ahora rematarlos aquí. Una invasión de bienes de consumo afectaría las ventas de las compañías y, con bolsillos más flacos, éstas despedirían gente.

Están bajo la lupa de la Casa Rosada, en primer lugar, China, pero también Malasia, Taiwán, Corea y el propio Estados Unidos, donde se acunó el temblor internacional. Desde allí provienen el 40% de todo lo que importan los argentinos.

El paquete anticrisis tiene como columna vertebral la decisión de dejar flotar al dólar. En un acto en Gobierno el jueves pasado, la Presidenta había defendido "la flotación administrada" del tipo de cambio" y recordó: "Apostamos a un crecimiento con lo nuestro, en el mercado interno y con fuerte sesgo exportador".

Los detalles del menú que apunta a evitar que la crisis internacional golpee a la Argentina, se definieron en una reunión larguísima que comenzó el jueves pasado, en la Quinta de Olivos, luego del acto en Moreno donde se anunció asistencia al campo por la sequía . Terminó 15 minutos antes de la medianoche.

Y siguió el viernes desde la 9 de la mañana hasta las 16. Estuvieron con la anfitriona, el jefe de Gabinete, Sergio Massa; el canciller, Jorge Taiana y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada (que se sumó el viernes). El titular del Banco Central, Martín Redrado, fue consultado varias veces por teléfono y le pasó lo mismo al titular de Economía, Carlos Fernández, quienes estaban en la Asamblea del Fondo en Washignton (ver pág. 4)

El Gobierno seguirá muy de cerca (licencias no automáticas) las importaciones de bienes de consumo como celulares, bienes informáticos o alimentos; también las que podrían afectar a sectores nacionales considerados sensibles, como calzado, textiles, indumentaria y electrodomésticos. Se modificará el sistema de dumping y salvaguarda, es decir, la herramienta con la que el Gobierno penaliza a los productos que vienen del exterior y que dañan a los empresarios locales (si es que éstos logran demostrar que hay competencia desleal).

Acortarán los tiempos de evaluación de las denuncias y los requisitos para presentarlas. Ya se habrían detectado casos en compañías del exterior que buscarían vender aquí con precios mucho más bajos que en sus propios territorios. Se detectaron, según fuentes oficiales, embarques con zapatillas a 0,50 centavos de dólar y cochecitos para bebés por apenas 3 dólares.

El Mercosur también fortalecerá sus fronteras comerciales. Para evitar que se burlen los controles que cada país individualmente aplicará, se tomarían en conjunto. Y se subiría el arancel externo con el que el Mercosur encarece a los bienes de consumo provenientes de otras regiones. Hoy se aplica un sobreprecio máximo de 35%.

Además, el Gobierno profundizará la compra de sus insumos a empresas que produzcan y empleen en el país. La cartera de Trabajo ya monitorea las suspensiones en empresas y habría multas si son injustificados los recortes.

Al margen de este paquete, la crisis mundial actual genera revisiones. Ya se sabe que el pago al Club de París tendrá dilaciones. En lugar de concluir una oferta antes de fin de año, se haría en el primer semestre de 2009. Y se buscará acelerar el acuerdo con los bonistas, que incluye un ingreso de divisas extra para la Argentina.

Comentá la nota