Lanzan el lunes el tramo internacional del canje de deuda

Lanzan el lunes el tramo internacional del canje de deuda
Cristina lo anunciará en las próximas horas. Buscan descomprimir vencimientos por otros u$s 3.000 millones. Darán Bonar 2014 por los préstamos garantizados
El Gobierno decidió aprovechar el impulso que le otorgó el alto nivel de adhesión del tramo local del canje de préstamos garantizados para lanzar rápidamente la etapa internacional. Según pudo confirmar El Cronista, será la semana próxima y los anuncios correrán por cuenta del Jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro de Economía, Carlos Fernández, entre el lunes y martes que viene.

A cambio de los préstamos garantizados, el Gobierno le dará a los inversores del exterior que adhieran a la operación el mismo bono que entregó a los tenedores locales. Se trata del Bonar 2014, un título en pesos a cinco años de plazo y que tiene una tasa fija del 15,40% durante el primer año. Luego ajusta por la tasa Badlar más un plus de 2,75 puntos porcentuales.

En la Casa Rosada decidieron apurar el lanzamiento del tramo internacional del canje para aprovechar el clima que generó la adhesión del 97% que logró la etapa local de la operación. Ahora los préstamos garantizados tienen una menor liquidez, por lo que la operación luce más atractiva para los tenedores del exterior.

En el Gobierno buscan lograr despejar vencimientos por otros u$s 2.000 millones en los próximos tres años, para descomprimir las cuentas públicas.

Un dato a tener en cuenta es que el mecanismo de la etapa internacional del canje será similar a la transacción local que cierra hoy. Es decir, los inversores foráneos que quieran ingresar deberán cursar sus pedidos a través de bancos domésticos que a su vez canalizarán la orden mediante el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Toda la operación será comandada por la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía. En el Gobierno son optimistas sobre las posibilidades de éxito del canje internacional, sobre todo teniendo en cuenta los buenos resultados logrados a nivel doméstico. De hecho, la operación local se extendió por 10 días más y cierra hoy, por lo que es probable que la semana próxima el Gobierno también anuncie que el tramo doméstico logró una adhesión que orilla el 100%.

A la mayoría de los inversores los tienta la idea del canje porque implica la posibilidad de deshacerse de los préstamos garantizados, instrumentos que indexan por la cuestionada inflación oficial. A cambio de ello toman un bono, que aunque está nominado en pesos ajusta mediante la tasa Badlar, es decir la tasa de referencia que releva el Banco Central por los depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos.

Con la recaudación tributaria en baja y el superávit fiscal cada vez menos holgado, para el Gobierno luce crucial postergar los vencimientos de deuda de los próximos años. Por eso no es casualidad que este primer canje apunte a los préstamos garantizados que vencen de aquí hasta fines de 2011, precisamente cuando termina el mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

Comentá la nota