Lanzan campaña por el uso racional del agua

Así lo informó la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad , en el marco de la emergencia climática y de prever una virtual profundización de la sequía.
La Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad de Tornquist, en el marco de la emergencia climática y de prever una virtual profundización de la sequía, comenzó a desarrollar el "Programa de uso racional del Agua".

Dicho Programa, es una campaña de concienciación que apunta a resaltar una serie de acciones en diferentes ámbitos, tendientes a minimizar los posibles efectos de la crisis hídrica que atraviesa nuestra región.

Durante el mes de noviembre se llevará a cabo la etapa de educación (en las escuelas y a través de diferentes medios de comunicación), con el objeto de modificar los hábitos, tanto dentro como fuera de la casa, concientizando acerca de la necesidad de hacer un uso responsable del agua mediante un consumo racional e inteligente, evitando derroches. Además, la municipalidad pone en marcha el desarrollo de medidas y recursos que estarán destinados a solucionar las perdidas de agua de manera rápida, acorde a la crisis que estamos viviendo.

A partir de diciembre se volcarán a la calle inspectores que controlaran el cumplimiento de la norma, con advertencias, infracciones y multas.

Por otro lado, en un trabajo coordinado y en conjunto con la Secretaria de Salud y Bromatología municipal, Secretaría de Obras y Servicios Públicos y la Autoridad del Agua se intensificaron los controles y análisis, además se incorporarán equipos de control y nuevos cloradores para detectar con mayor rapidez cualquier anomalía en la calidad del agua.

A continuación se detallan una serie de consejos simples y sencillos que permitirán ahorrar grandes cantidades de agua cada día en el hogar.

Asumamos una actitud solidaria

Dentro de Casa

Vigilar posibles pérdidas de canillas y de agua del inodoro.

Las canillas que gotean pierden aproximadamente 5.500 litros por año por canilla.

Colocar botellas llenas de agua con pico hacia arriba en el tanque del inodoro (cuidando que no interfiera con el mecanismo de descarga). El agua del inodoro representa el 30 % del consumo de una casa. No usar el inodoro de basurero.

Cuando nos lavamos los dientes, no dejar la canilla abierta, ya que significa un desperdicio de entre 5 a 10 litros por minuto. Usar un vaso para enjuagarse la boca.

Al lavarse las manos, cerrar la canilla mientras se enjabona.

Bañarse con ducha ya que la bañera consume el triple de agua que una ducha normal, tratando de reducir el tiempo a lo justo y necesario.

Al afeitarse, llenar parcialmente el lavatorio, de esta manera podrá consumir a lo sumo 5 litros de agua.

Usar el lavarropas a carga completa, ya que los lavados a ½ carga consumen el doble de carga de uno de carga completa.

En verano cuando el agua de la canilla sale tibia, no dejarla correr hasta que salga fría. Ponerla en una jarra y dejarla en la heladera.

Antes de lavar los platos sáquele todos los residuos sólidos con un paño, luego deje los platos en remojo con detergente unos minutos luego enjuague. De la manera convencional con la canilla abierta supone un consumo de unos 100 litros de agua.

Descongelar alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo.

Fuera de casa

Regar a la mañana muy temprano por la tarde/noche, evitando de esta manera la evaporación. No use aspersores (lanzadores de agua) que consumen 1000 litros por hora.

Dejar la manguera sobre el suelo corriéndola cada 5 minutos. El mejor riego es el de profundidad, que consiste en mojar bien el suelo una o dos veces por semana y no el de aspersión, que desperdicia la mayor parte de agua por evaporación.

No lave el vehículo, el lavado con una manguera supone un consumo de 500 litros de agua.

Utilice la escoba en lugar de la manguera para limpiar veredas, patios terrazas.

Comentá la nota