Lanzan una campaña de detección rápida de VIH

Una nueva campaña de detección rápida de VIH\Sida, financiada por el Programa Municipal de Sida (Promusida), se lanzará este mes, con el objetivo de llegar a los barrios más vulnerables.
La iniciativa pretende abordar la problemática social que rodea a la enfermedad. Por eso, buscarán personas con diagnósticos positivos, para que accedan al seguimiento de profesionales de la salud. "Existe una conducta preocupante en gran parte de los jóvenes, por falta de una cultura del autocuidado. El no prevenir ni medir riesgos está muy enlazado con su ritmo de vida. La idea de la campaña es mover algo del sujeto en el inconsciente que hoy no le permite desarrollar conductas de prevención", explicó la psicóloga Mariana Mele, presidenta de la ONG Fundación Zöe, que organiza y lleva adelante el proyecto.

La propuesta surgió de la preocupación instalada en el trabajo diario de los profesionales de esa fundación, quienes desde marzo de 2001 atienden a jóvenes drogadependiente para guiarlos en el camino de su recuperación. Lo hacen en su propio centro de rehabilitación de adicciones y con talleres de prevención de VIH en los que participan internos de la Unidad Regional III. La tarea se enfoca especialmente a jóvenes de barrios vulnerables, con escasa posibilidad de acceder a información. Mele subrayó a Rosario/12 el denominador común de "la falta de interés en el autocuidado", que sitúa en especial en las personas que ejercen el trabajo sexual, aunque también se detecta por los embarazos adolescentes y las infidelidades frecuentes.

Para la profesional, "apropiarse de la información para más tarde llevarla a la práctica es la conducta de prevención de una cantidad de chicos que pueden ser contados con los dedos de una mano; porque no cuidarse es casi una modalidad, un estilo de vida. Se enamoran de una persona y enseguida quieren tener un hijo, y luego se desenamoran y los niños son tirados al mundo".

Con esta campaña, la Fundación busca instalar conductas protectivas. Lo harán a través de talleres que denominaron "subjetivos y vivenciales", donde el abordaje estará a cargo de otros jóvenes que trabajan como promotores en los distritos municipales, centros de salud y vecinales. Lo fundamental es que esos promotores conocen la problemática de cada zona y sobre todo, conocen a los chicos del barrio. "No se va a brindar información puntual sobre cómo y de qué cuidarse, porque hay conocimiento de esa índole, lo que proponemos es que ellos vayan armando las charlas y comenten sus propias experiencias, para en conjunto conversar y volcar ideas", afirmó la profesional.

Aunque Mele reconoció que hay temas que los chicos desconocen. "Muchos no tiene idea que existe la transmisión de sida de madre a hijo; pero su conducta demuestra que si lo supieran, no sé hasta qué punto evitarían el contagio. Algunos no saben ni en qué día de la semana están, pero ya están esperando un hijo, y eso nos preocupa", dijo.

La Fundación publicará por diferentes medios en los barrios cuál será el esquema de visitas, y horarios en los que los interesados podrán realizarse el test de resultados inmediatos. "Elegimos este tipo de estudio de detección porque hay un denominador común en los chicos que es la impaciencia. En este caso, el resultado es inmediato. Los positivos, que esperamos no encontrar ninguno, ya tendrán un turno y una persona esperándolos, para que el paciente no se pierda en el camino. Queremos llegar a la mayor cantidad de gente posible", concluyó la profesional.

Comentá la nota